Estudiantes vallisoletanos emulan la recogida de trigo en la prehistoria
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

Estudiantes vallisoletanos emulan la recogida de trigo en la prehistoria

Provistos de herramientas similares a las halladas en yacimientos arqueológicos neolíticos, los alumnos del Colegio SAFA-Grial han participado en esta iniciativa de la UVa.

Estudiantes de Bachillerato del Colegio SAFA-Grial de Valladolid han participado este viernes 14 de julio en una cosecha muy especial. Provistos de herramientas prehistóricas fabricadas para la ocasión, hoces de mango longitudinal, transversal y mesorias, al estilo de las halladas en distintos yacimientos arqueológicos neolíticos a lo largo de la Península Ibérica, han recogido trigo en las instalaciones de INEA-Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Agrícola en Valladolid.



La iniciativa se enmarca en el proyecto científico y divulgativo MEDELTIA ‘La memoria de la tierra: el origen de la agricultura en perspectiva’, una actividad cofinanciada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y dirigida por el profesor de la Universidad de Valladolid (UVa) Manuel Rojo Guerra. Su objetivo es acercar a los estudiantes al Neolítico y, en concreto, a las primeras actividades agrarias, para despertar su vocación científica.



En el mes de marzo, los alumnos recibieron formación a cargo de la especialista en agricultura prehistórica del CSIC Leonor Peña-Chocarro. Después, participaron en un taller de fabricación de herramientas prehistóricas a orillas del Pisuerga con el asesoramiento de Eduardo Cerdá, del parque Paleolítico Vivo, así como de su profesor de Historia e Historia del Arte Pablo de Castro Martín.



Posteriormente, alumnos del IES Ribera de Castilla de Valladolid procedieron a la elaboración de mangos de madera de haya para cada herramienta, en el marco del trabajo docente y divulgativo del Departamento de Madera del este centro educativo, dirigido por Isabel Molinero.



El proyecto engloba el ciclo agrícola completo. Además de trigo, se han sembrado cereales de primavera, mijo y panizo, que serán recogidos en otoño. Los alumnos se han encargado de cultivarlos con las herramientas prehistóricas en unas parcelas de unos 200 metros cuadrados que INEA ha puesto a disposición del proyecto. Paralelamente, han levantado un poblado neolítico en las instalaciones de Paleolítico Vivo, en Salgüero de Juarros (Burgos), que será presentado próximamente.

Noticias relacionadas