Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

Estepona ordena el cierre preventivo del mayor tobogán urbano del país, convertido en un peligro

Varias personas acabaron con heridas tras su estreno porque salieron disparados al final de la gran pendiente o sufrieron quemaduras. 

El Ayuntamiento de Estepona ha ordenado una revisión complementaria del mayor tobogán urbano de España a la empresa instaladora del mismo, que se encargó de la certificación de la seguridad y homologación. 38 metros de longitud y una pendiente de unos 33 grados.

 

El Consistorio tenía colocadas indicaciones de cómo se debe usar el tobogán de forma adecuada para no comportar riesgos. Entre ellas, las de prohibido deslizarse tumbado, obligatorio deslizarse sentado y con los brazos recogidos o no usar la instalación si está siendo usada por otra persona, entre otras recomendaciones, según ha explicado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

 

Algunos curiosos que hasta allí se acercaron a probar el tobogán han denunciado en redes sociales que, lejos de ser una vía útil para la movilidad urbana, es un elemento de inseguridad para los ciudadanos. "Me he tirado y me hice daño por todos lados. Volé dos metros y los policías se empezaron a reír", relataba una de las vecinas que se atrevió a lanzarse y que adjuntaba fotografías de sus heridas.

 

Según el Ayuntamiento, la imagen difundida ampliamente por redes sociales corresponde a un "hecho aislado", ya que más de un millar de usuarios probaron el pasado jueves esta infraestructura haciendo un uso adecuado de la misma y, por tanto, sin ninguna incidencia; si bien, el Consistorio ante esta situación, ha solicitado esta nueva revisión para reforzar el convencimiento sobre las máximas garantías del uso del mismo.