Este efecto óptico te hace ver un perro donde no lo hay

TWITTER @PICTURESFOIDER

Las respuestas de los usuarios a este vil efecto óptico no se hicieron esperar y, algunas, superaron con creces el surrealismo de la situación.

Hace un par de días, el usuario de Twitter Pictures Folder compartía en la red social un vídeo que no ha dejado indiferente a nadie y que ya suma más de 850.000 reproducciones. Lo que parece un clip casero de un dueño que está a punto de acariciar a su perro que reposa en el sofá esconde un curioso -y sorprendente- efecto óptico que hace ver un perro donde realmente no lo hay.

 

A medida que avanza el vídeo, y se acerca la cámara que graba, nada hace pensar al espectador de que allí no haya un perro hasta que una mano lo coge por la cabeza y lo gira desvelando el truco.

 

Y el truco es un cojín. Un cojín que, visto de frente no es más que una almohada con diferentes tonos de marrón y nada más, pero que visto de perl podría confundirse perfectamente por Ringo, el perro familiar. Las respuestas de otros usuarios a este vil efecto óptico no se hicieron esperar y, algunas, superaron con creces el surrealismo de la situación.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: