Estafa a su abuela de 98 años "fingiendo" una relación de cariño y no le deja "ni para comer"

Juzgado Madrid (Foto: E. P.)

Una anciana de 98 años estafada por su nieto, quien se hizo con casi 2 millones de euros de su abuela, ha denunciado que no la ha dejado dinero ni para pan y ha cargado contra el banco por permitir que le dejara las cuentas vacías.

Una anciana de 98 años estafada por su nieto, quien se hizo con casi 2 millones de euros de su abuela, ha denunciado que no la ha dejado dinero ni para pan y ha cargado contra el banco por permitir que le dejara las cuentas vacías, llegando a vender su propio dúplex de Pozuelo sin su consentimiento por unos 420.000 euros.

 

Acompañada por el abogado Marcos García Montes, María Díaz Urosa ha llegado con dificultad al andar a la Audiencia Provincial de Madrid para enfrentarse con Manuel C. G, de 55 años.

 

Éste se sienta en el banquillo por un delito continuado de estafa y alternativamente un delito continuado de apropiación indebida. Se enfrenta a una petición fiscal de cinco años de cárcel. La acusación particular eleva la pena de cárcel a ocho años y dos millones por daños y perjuicios.

 

Suma además 300.000 euros por daños morales."Ojalá me devuelve para comer. No entiendo cómo los del banco le dieron todo. No me ha dejado ni para pan", ha manifestado a la entrada de la sede judicial la mujer con lágrimas en los ojos.

 

En el juicio, el acusado ha negado que la estafara, afirmando que todo lo hizo con la firma de su abuela y bajo notario. Sin embargo, el notario ha reconocido que no leyó la letra pequeña, admitiendo que pudo obrar mal. De hecho, García Montes ha insistido en el juicio que el funcionario actuó de mala fe, instando a la Sala a su presunta responsabilidad en lo ocurrido.

 

El acusado trasladó en 2010 su residencia desde Estados Unidos a España al tener conocimiento de que había fallecido el segundo esposo de su abuela, que por aquel entonces tenía 92 años de edad. Sirviéndose de una "fingida" relación de cariño, convenció a su abuela para que le nombrara heredero universal en su testamento y a su abogado como albacea.