Esta es la información personal que debes borrar de tu Facebook

Facebook

Poco se puede hacer para restringir la información que proporcionamos a los propietarios de los dominios donde nos creamos un usuario, pero a pesar de que las redes sociales estén pensadas para que todo el mundo se conecte entre sí, hay algunas opciones para limitar lo que otros usuarios saben de nosotros. Uno de esos dominios es Facebook.
 

Quizá para algunos sea evidente; otros puede que no se hayan percatado del peligro. El caso es que nunca está de más recordar que aunque la red social te pida constantemente información o te incite a que la compartas, hay cosas que no hay por qué proporcionar ni airear – no está de más que también hagas una limpieza de amigos, que seguro que con muchos no hablas y no se sabe quién puede acosarte –.

 

NÚMERO DE TELÉFONO 

 

El número de teléfono te lo pide Facebook para dos cosas: para que tus amigos te encuentren y como un permiso de la aplicación móvil para hacer diferentes cosas (verificación a dos pasos, acceder a los contactos, leer tus mensajes de texto para los códigos de confirmación, etc.). La pregunta aquí es si realmente es necesario dar ese número de teléfono. ¿La respuesta? No.

 

Tendemos mucho más a añadir amigos a través de las búsquedas directas en Facebook, así como por las sugerencias o simplemente porque vemos su nombre en el perfil de otra persona, por lo que no se necesita añadir ese número para nada. En cuanto a los permisos de la aplicación, la solución a esto es sencilla: no utilices la 'app', conectate a través del navegador de tu 'smartphone'.

 

Si quieres asegurarte de que nadie, ni el propio Facebook ni los usuarios, tienen tu número – algo que puede llegar a evitarte 'hackeos' o acosadores – ve a perfil > Información > Información general > Editar tu información básica y de contacto > Editar el apartado de teléfonos móviles > Eliminar > Eliminar.

 

TU FECHA DE NACIMIENTO

 

La fecha de nacimiento, a simple vista, puede parecer un dato sin importancia que solo sirve para que los demás te feliciten cuando llega el momento – porque, sí, admitámoslo, la mayoría de la gente no se acuerda de los cumpleaños ya -, pero en realidad tiene un trasfondo al que va ligado cierto peligro. El combo de nombre completo, fecha de cumpleaños, dirección y número de teléfono puede hacer que cibercriminales consigan mucha más información personal tuya y también que suplanten  tu identidad en cuentas de la propia red social o de otros portales de Internet. Como es mejor prevenir que curar, elimina esa fecha de nacimiento antes de que sea tarde.

 

Para que este dato no sea visible públicamente, ve a perfil > Información > Información general > Editar tu información básica y de contacto > Fecha de nacimiento > Editar.

 

Una vez ahí, pulsa en el enlace azul que hay donde pone “ponte en contacto con nosotros”. Introduce tu fecha de nacimiento y, en motivo del cambio, escoge que no quieres mostrar tu fecha de nacimiento.

 

DATOS SOBRE DÓNDE HAS ESTUDIADO O TU FAMILIA

 

La información sobre dónde has estudiado o trabajado, así como la que hace alusión a quiénes son los miembros de tu familia, no es más que un aliciente para que acosadores sepan más sobre ti, sepan por dónde te mueves y con quién, algo para nada recomendable.

 

TU UBICACIÓN

 

 Sí, sabemos que la mayoría de las redes sociales permiten compartir la ubicación cuando publicas un texto o una fotografía, entre ellas Facebook, pero hay que tener mucho cuidado con esta función. Si eliminas de tu mente (y de Facebook) la opción sobre la ubicación, evitarás posibles peligros de gente que dé contigo y llegue a acosarte o seguirte por la calle.

 

También debes desactivar las funciones de localización de Facebook para Android o iOS (la 'app'), ya que puede ser que compartas dónde estás sin siquiera darte cuenta y eso sería exponerte a todo el mundo de manera innecesaria.

 

FOTOS E INFORMACIÓN SOBRE MENORES

 

Facebook está plagado de fotos de menores. Muchos padres tienen en mente que no pasa nada por subir una fotografía de su hijo para que todo el mundo vea lo guapo que es o lo contento que está de tenerle, pero esto puede ser un peligro para la integridad física y moral del niño.

 

No subas fotos de tus hijos por ello y porque no sabes si, dentro de unos años, a tu hijo le hará gracia ver esas fotografías por Internet. Lo mejor que puedes hacer es taparle siempre la cara o que salga de espaldas, si es que quieres subir alguna fotografía.

 

Recuerda también que no debes dar – o eliminar, si es que ya has publicado algo – información sobre dónde estudian los menores, por qué círculos se mueven, dónde invierten sus horas de ocio, etc.