España sigue sin piedad y arrolla a la República Checa

La selección española que dirige Sergio Scariolo arrolla también a la República Checa (56-93) con una actuación estelar del equiopo, con Pau, Ricky y los Hernangómez como los más destacados.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

REPÚBLICA CHECA: Satoransky (8), Peterka (6), Bohacik (-), Kriz (11), Hruban (4) --quinteto inicial--; Auda (-), Welsch (2), Palyza (5), Sirina (9), Svrdlik (9) y Kyzlink (2).

 

ESPAÑA: Rubio (17), San Emeterio (6), Navarro (3), P.Gasol (26) y M.Gasol (8) --quinteto inicial--; Rodríguez (5), J.Hernangómez (7), W.Hernangómez (9), Sastre (4), Oriola (8) y Vives (-).

 

PARCIALES: 14-33, 9-23, 15-20 y 18-17.

 

ÁRBITROS: Anastopoulos (GRE), Gurion (ISR) y Reid (AUS). Eliminado Hruban por faltas personales en República Checa.

 

PABELLÓN: Polyvalent Hall de Cluj-Napoca. 3.033 espectadores.

La selección española de baloncesto no dio ningún tipo de opción de victoria a la República Checa en la segunda jornada del Grupo C del Eurobasket (56-93), imponiéndose con contundencia liderada por Pau Gasol (26 puntos) y Ricky Rubio (17).

 

El base y el ala-pívot encarrilaron el triunfo de España sumando entre ambos 27 puntos en el primer cuarto (14-33), sin ningún fallo en tiros de campo, que dejaron sin respuesta a los checos. La aportación defensiva de la segunda unidad española sirvió para cerrar el aro y finiquitar el duelo antes de llegar al descanso (23-56).

 

El seleccionador Sergio Scariolo pudo permitirse el lujo de dar refresco a jugadores importantes, además de reservar a un Álex Abrines que no disputó ningún minuto por molestias en la rodilla derecha.

 

Las rotaciones mantuvieron la intensidad necesaria para que los españoles no vieran mermada su ventaja en ningún momento del partido. Willy Hernángomez volvió a sumar buenos minutos y a rondar el 'doble-doble', como ya hizo en la primera jornada, esta vez con 9 tantos y 10 rebotes.

 

Sin embargo, tanto Sergio Rodríguez como Juan Carlos Navarro no lograron brillar al mismo nivel que en el debut. Tampoco tuvo sus mejores minutos el checo Tomas Satoransky, que no supo aprovechar su superioridad física frente a la buena actuación defensiva de los bases de España.

 

El mejor de los centroeuropeos fue Martin Kriz con 11 puntos, 7 de ellos para abrir el marcador de su equipo. A pesar de un arranque prometedor, el enfrentamiento fue un suplicio para un plantel checo que cosechó una dolorosa derrota frente a la vigente campeona del torneo.

 

Los de Ronen Ginzburg se sintieron impotentes y, además, sufrieron una baja importante con la lesión de Patrik Auda en el primer cuarto, que tiñe de sabor amargo el debut con victoria frente a la anfitriona Rumanía.

 

Precisamente este será el próximo rival de España (lunes, 20.30 horas), que lidera en solitario el Grupo C con dos victorias a la espera del resultado de Croacia, que se enfrentará esta segunda jornada al combinado rumano.