Esfuerzo insuficiente

El Universidad de Valladolid cae (0-4) frente al Noia, líder de la competición, con cuatro goles en los últimos minutos.

Universidad de Valladolid: Víctor, Ofa, Rulo, Balle y Leal. También jugaron: Muñoz, Isaac, Dani Martín, Raulito, Miguelín

 

Noia FS: Brais, Nene, Crhistian, Borja y Xuxa. También jugaron: Diego, Álex, Marci, Quique

 

Goles: 0-1, minuto 33: Cristian. 0-2, minuto 34: Crhistian; 0-3, minuto 37: Nene; 0-4, minuto 38. Borja.

 

Árbitros: Calleja Rubio y García Schmid, de Asturias. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Rulo y Dani Martín, y al visitante Xuxa.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 14 del Grupo I de Segunda B. Más de 100 espectadores presenciaron el encuentro en Fuente la Mora. Antes de iniciar el choque se guardó un minuto de silencio en memoria del jugador fallecido del Tres Columnas.

No siempre el esfuerzo tiene recompensa, y eso le ocurrió al Universidad de Valladolid en la tarde de este sábado frente al Noia. Los de Kike Molina dispusieron de bastantes ocasiones para adelantarse en el marcador, pero finalmente el conjunto gallego asestó cuatro golpes letales para llevarse el encuentro (0-4).

 

El comienzo fue claramente universitario. Rulo, Leal y Balle gozaron de oportunidades para inaugurar el electrónico, pero la falta de puntería y las paradas de un gran Brais lo evitaron. Una vez más, el Uni se mostró desacertado de cara a gol y lo terminó pagando.

 

Borja y Crhistian respondieron con dos peligrosos disparos. Víctor también demostró ser una buen guardameta y ambos cancerberos pusieron el candado a sus porterías. Ni Leal, por dos veces, ni el visitante Diego, que estrelló un balón en el palo, pudieron romper el hielo.

 

Un hielo que fue real, puesto que ambos conjuntos conocieron la trágica noticia del fallecimiento de Jesús, jugador del Tres Cuñados, equipo del mismo grupo, cuando se dirigía a Ponferrada con su hermano Bruno en el coche para partir hacia Cuéllar, donde tenían que jugar. Sufrieron un accidente y el primero de ellos murió en él, mientras que el otro fue trasladado en helicóptero a un hospital cercano.

 

Eso seguramente afectó a los futbolistas que se dieron cita en Fuente la Mora. Lo que resultó un hecho es que ninguno de los dos abrió el marcador en una intensa primera mitad.

 

Ambos conjuntos lo intentaron tras el descanso, pero el ritmo fue diferente. Ninguno sufría y los dos esperaban un fallo del rival. El Uni cometió la quinta falta cuando restaban nueve minutos y a partir de ahí todo cambió.

 

Diego dejó un balón de cara a Crhistian, que marcó engañando a Víctor, como si se tratara de un penalti. El mismo protagonista aprovechó un error en la salida de balón local para batir al cancerbero universitario en el mano a mano.

 

El Uni se diluyó, cometió la sexta falta y Nene no perdonó desde los diez metros. Eso ya sucedió con los de Molina con portero-jugador, algo que no fue la solución. De hecho, Borja sentenció el encuentro con un gol desde su campo en el minuto 38.

 

Tras el partido, Kike Molina acusó "la falta de puntería", una vez más, de los suyos. "Estoy orgulloso con el esfuerzo de los chicos. Hemos tenido más ocasiones que ellos, pero seguimos sin tener suerte y ese punto de mala leche".