Es siempre la estrella del desfile, ¿por qué la cabra es la mascota de la Legión?

La legión ha llegado a tener monos, loros, gacelas, jabalíes e incluso un oso como mascotas, aunque la tradicional es el carnero o la cabra.

Con más o menos presupuesto, haga sol o llueva, haya o no carros de combate, invariablemente la estrella indiscutible de cada desfile del 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, es la conocida como cabra de la Legión.

 

Pero lo que pocos saben es cómo llegó este animal a ser la mascota más tradicional de la Legión. Para empezar, no es una cabra, sino un carnero la mascota de esta fuerza militar, aunque en muchos desfiles se utiliza efectivamente una cabra, como ocurrió el año pasado en la parada del 12 de octubre.

 

Las mascotas en el Ejército tienen su origen en los tiempos en que las tropas se hacían acompañar de ganado que les aseguraba el suministro de alimentos de primera necesidad, fundamentalmente leche y carne. A veces, el personal que se encargaba de su cuidado se encariñaba con el animal y éste resultaba indultado, pasando a ser uno más de la unidad.

 

ANTES DE LA CABRA DE LA LEGIÓN: MONOS, LOROS, JABALÍES Y HASTA UN OSO

 

Desde sus orígenes, la Legión ha contado con gran variedad de mascotas, dado que era común que las fuerzas expedicionarias y coloniales las eligiesen entre la fauna autóctona de sus zonas de despliegue.  En los primeros tiempos, la Legión tuvo monos, habituales en la zona de Ceuta, la gacela del Sahara, arruís, loros, jabalíes e incluso un oso, aunque los más habituales eran los carneros.

 

Este año le ha tocado desfilar precisamente a un carnero, al que se le ha puesto el nombre de 'Miura'. Tiene tres años de edad y es una mascota veterana en la Legión, pero hasta este año no había debutado en el desfile del Día de la Fiesta Nacional.

 

'Miura' lleva ya tanto tiempo siendo mascota de la Legión que tiene mucha instrucción a sus espaldas, algo que todos los espectadores de la parada militar podrán comprobar, ya que marchará acompañando a la Escuadra de Gastadores sin ir atado.

 

Miura', que como es habitual ha lucido sus mejores galas: ataviado con manto bordado con el correspondiente emblema de su unidad y como prenda de cabeza el tradicional gorrillo legionario.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: