Actualizado 23:02 CET Versión escritorio
Valladolid

¿Es cierto que las casas rurales de Valladolid se llenarán este verano?

Luis Chico, presidente de la Asociación de Turismo Rural de Valladolid, insiste en que el sector del turismo necesita “menos palabras y más hechos”

Publicado el 29.05.2020

Desde que se declaró el Estado de Alarma el pasado 13 de marzo, las casas rurales han sufrido un aluvión de cancelaciones ante la incertidumbre de la población y el confinamiento. “Se anularon muchísimas reservas y la gran mayoría de la gente pidió la devolución del dinero. Hubo muy poca gente que decidió esperar a ver como se planteaba toda la situación”, afirma Luis Chico, presidente de la Asociación de Turismo Rural de Valladolid.



 



Luis Chico habla sobre las medidas sanitarias que se pretenden llevar a cabo en los alojamientos rurales de la provincia de Valladolid y sobre la importancia de garantizar y transmitir seguridad al cliente: “Estamos intentando desde nuestra asociación crear un manual de buenas prácticas y fijar entre todos unas normas o un protocolo de limpieza, higiene y sanidad, porque no existe un protocolo como tal. Nuestro objetivo está en ver si la semana que viene aprobamos una especie de sello de garantía nuestro, a través de una empresa de certificación de calidad”.



 



Para la gran mayoría de las casas rurales el punto de inflexión siempre ha sido la Semana Santa”, afirma Luis Chico mientras habla sobre su propia casa rural ‘Campo y lumbre’, en Benafarces, Valladolid: “Yo en marzo hago una jornada gastronómica, así que en marzo, abril y mayo siempre solía venir gente y con toda esta situación se han caído todas las previsiones. Ahora mismo estamos con una gran incertidumbre y desesperación, porque nuestro gran problema ya no es que venga la gente, sino que tenemos falta de liquidez. Las ayudas no han llegado, seguimos sin ingresos y pagando impuestos”.



 



Se está diciendo que las casas rurales están teniendo muchas reservas de cara al verano e incluso alguna plataforma habla sobre un 200% de reservas en este tipo de alojamientos.  Yo he hablado con gente de Valladolid y León y no es cierto que tengamos más reservas ahora que los años anteriores”, admite Luis Chico, mientras confiesa que la gente sí que está barajando la idea del turismo rural, pero ante la incertidumbre y la imposibilidad actual de pasar de una provincia a otra o de una comunidad a otra, hace que aún no hayan hecho reservas, dado que no se sabe cuanto tiempo durarán las fases establecidas.



 



El turismo rural surge como alternativa ante otro tipo de turismo mucho más expuesto al contagio, aunque de momento la escasez de reservas en los alojamientos vallisoletanos de este tipo sigue sin reflejarlo.



 



Perdimos todas las reservas que teníamos y de momento no tenemos ninguna de cara al verano. Mucha gente llama y pregunta, pero al final no concreta nadie”, afirma por su parte Raúl, dueño de ‘La casita de Trabancos’, una casa rural en Alaejos, Valladolid. “Yo tengo la actividad anulada y seguirá así hasta nueva orden, pero sí que hemos hecho una desinfección profunda”, afirma María Ángeles, propietaria de ‘Hansel y Gretel’, una casa rural del municipio de Pedrosa del Rey.



 



Luis Chico, a su vez, insiste en que ya están preparados para recibir a los clientes: “Nuestro primer objetivo es recuperar la confianza de los clientes y empatizar con ellos, garantizando un lugar higiénico y seguro. El mejor sitio para cumplir estas condiciones es el turismo rural, zonas y pueblos pequeños en los que no ha habido ningún contagio, en definitiva, zonas libres de coronavirus”.


COMENTARComentarios