ERTE en Valladolid: 42.900 trabajadores con prestación y 1.200 no han cobrado
Cyl dots mini

ERTE en Valladolid: 42.900 trabajadores con prestación y 1.200 no han cobrado

Imagen de archivo de la fábrica de motores de Valladolid. TRIBUNA

Hasta 46.090 personas han solicitado el ERTE por la crisis de la COVID-19, pero 1.990 no han visto su solicitud aprobada y 1.200 están pendientes

Un total de 42.900 trabajadores de la provincia de Valladolid ha visto aprobada su solicitud de Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE) y  pagada la correspondiente prestación durante los meses de abril y mayo. Mientras, de las 46.090 solicitudes totales de ERTE, 1.990 no han sido aprobadas y 1.200 están pendientes y aún no han cobrado.

 

En Castilla y León, el 97,9 por ciento de los solicitantes de ERTE a causa de la COVID-19 en Castilla y León, en total 199.088 personas, había cobrado ya sus prestaciones a 31 de mayo, según los datos facilitados a las subdelegaciones del Gobierno por las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) en las nueve provincias.

 

La nómina satisfecha por el Estado a los solicitantes cuyas prestaciones han sido aprobadas y cobradas ya de manera efectiva alcanza los 268.950.396 euros ingresados a los interesados durante los meses de abril y mayo, informa la Delegación del Gobierno a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

En total, los ERTE presentados en la Comunidad Autónoma hasta el último día de mayo afectaban a 208.243 personas, de las cuales sólo 4.201 se encuentran pendientes de resolución por problemas en la tramitación (errores o defectos de forma), o bien, nuevas entradas en fechas próximas al cierre, y otras 4.954 han visto denegadas sus solicitudes por diferentes motivos, como por ejemplo, tener resolución positiva de la autoridad laboral, pero encontrarse en situaciones laborales incompatibles, como estar de alta en RETA, es decir, trabajar simultáneamente como autónomo, pluriactividad o pluriempleo, estar en situación de contrato a tiempo total en otra empresa distinta de la que presenta el ERTE, no haber cotizado por desempleo, entre otras.

 

Por provincias, el mayor número de solicitantes se registró en Valladolid, con 46.090, de los cuales ya han percibido su prestación el 97,3 por ciento (42.900 personas), seguida de Burgos, con 40.291 solicitudes, un 96,7 por ciento aprobadas y satisfechas, y León, con 33.339 solicitantes, de los que han cobrado 31.338, un 96,9 por ciento. En algunas provincias, -Soria y Zamora- todos los beneficiarios habían cobrado ya al finalizar mayo.

 

A la cuantía de la nómina correspondiente a los ERTE resueltos durante abril y mayo a causa de la COVID-19 en Castilla y León habría que añadir otros 84,2 millones más, también abonados por el Estado a perceptores de otras prestaciones por desempleo preexistentes o solicitadas fuera de las causas de fuerza mayor determinadas por el Gobierno para afectados por la crisis sanitaria, de modo que la cuantía total de prestaciones en la Comunidad Autónoma durante estos dos meses ha alcanzado los 353.152.171 euros.

 

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, agradece públicamente a los trabajadores del SEPE y sus responsables en las nueve provincias el "ingente esfuerzo" realizado, en condiciones "muy desfavorables", durante las últimas semanas, para sacar adelante estos cientos de miles de expedientes, resolver las dudas de los afectados y recabar la documentación que el sistema requería, con plantillas "infradimensionadas" con respecto al volumen de trabajo que provocó la crisis sanitaria en marzo.

 

De igual modo, Izquierdo insiste en el "esfuerzo" que el Gobierno está llevando a cabo para asegurar el sostenimiento, "en la medida de lo posible", del empleo y la economía del país, y en concreto, de la Comunidad Autónoma, negociando la ampliación del periodo contemplado inicialmente para el cobro de los ERTE de fuerza mayor más allá de la vigencia del Estado de Alarma, y, de este modo, no dejar a nadie atrás hasta que se supere la pandemia por completo.