En libertad una de las dos personas que permanecían presas por el asalto a un estanquero en Valladolid

Tras la rueda de reconocimiento efectuada ni la víctima ni un testigo reconocieron al encarcelado

Una de las dos personas que ingresaron en prisión la pasada semana acusadas, junto contra otras tres, del violento robo perpetrado a un estanquero en la calle Doctor Quemada de Valladolid, al que arrebataron a golpe de martillo 90.000 euros, ha quedado en libertad tras no haber sido reconocido ni por la víctima ni por un testigo.

 

En prisión provisional, por tanto, permanece únicamente M.H.D, de 41 años, mientras que el otro encarcelado, J.R.J, de 47, ha sido puesto en libertad días después, con cargos, tras ser sometido a una rueda de reconocimiento en la que el estanquero y un testigo no le identificaron como partícipe del robo en el que el primero resultó gravemente herido por los golpes de martillo recibidos, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

Se encuentran igualmente en libertad con cargos los también acusados J.M.R.R, de 47; I.R.B, de 29, y una mujer con iniciales S.J.G, de 42 años, esposa del único encarcelado.

 

Los hechos ocurrieron el pasado 24 de abril, sobre las 14.00 horas en la plaza Doctor Quemada, junto al paseo de Zorrilla, lugar en el que la víctima de 52 años y estanquero de profesión, se dirigía a una sucursal bancaria para ingresar 90.000 euros que había recogido de las máquinas de tabaco de varios establecimientos hosteleros de la zona.

 

En ese momento fue abordado por dos individuos que le golpearon con un objeto contundente en la cabeza, al parecer un martillo de grandes dimensiones para sustraerle las bolsas en las que portaba el dinero y del que sólo se han recuperado 22.000 euros. Posteriormente, los presuntos autores huyeron del lugar en un vehículo de color rojo que se encontraba estacionado en una calle colindante.

 

DENUNCIA FALSA POR EL ROBO DEL COCHE

 

Precisamente, el turismo utilizado en el robo, un Citroën ZX de color rojo, propiedad de una de las personas detenidas, S.J.G, fue localizado completamente calcinado en un camino próximo a la carretera de Renedo y junto a él dos individuos, detenidos también por encubrimiento, que provistos de una herramienta radial pretendían desguazar el coche para venderlo como chatarra.

 

La propietaria del vehículo había denunciado el robo del mismo para, según las pesquisas policiales, eludir cualquier responsabilidad en el robo ante el temor de que algún testigo pudiera reconocer el turismo como partícipe en los hechos.

 

A partir de ese momento se inició la investigación que permitió la identificación del resto de los presuntos autores, a quienes se les han imputado, además del delito de robo con violencia, los delitos de grupo criminal, simulación de delito y lesiones graves.

 

Los agentes practicaron dos registros domiciliarios autorizados por el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid en los barrios de los Pajarillos y las Delicias, así como en tres vehículos de los investigados.

Noticias relacionadas