"En España, aunque vendemos ser adalides de la Democracia, dejamos mucho que desear"

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica dedica este agosto a excavar en el Cementerio del Carmen de Valladolid. Julio del Olmo, su presidente, cuenta a TRIBUNA en qué consisten estos trabajos, cómo los financian, y las investigaciones que apuntan miles de represaliados sin identificar durante la Guerra Civil en la provincia.

A. MINGUEZA

8.000 euros por 14 pruebas de ADN

 

De los 186 cuerpos exhumados se han podido realizar dos pruebas de ADN, una con resultado positivo, la que indicó la fecha del 12 de septiembre, y otra negativa. "Una la ha pagado la familia, y la otra a medias entre la familia y la Asociación", explica del Olmo. El objetivo de la ARMH es poder realizar otras 14 pruebas más, lo que supone un coste de 8.000 euros.

"El año pasado encontramos cuatro fosas. En la primera fosa se recuperaron 75, en la segunda 52, y en la tercera 59, para un total de 186 personas recuperadas. La cuarta estaba localizada pero no nos dio tiempo ni había financiación para completarla". Por eso este agosto de 2017 la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Valladolid (ARMH), presidida por Julio del Olmo, ha vuelto al Cementerio del Carmen para iniciar los trabajos en esa última fosa común donde se han localizado restos humanos.

 

"No sabemos cuántos cuerpos encontraremos" explica del Olmo. Pero sí tienen más claro la fecha de estos cadáveres: "Cuando se cometen la mayor parte de desapariciones forzosas es en los primerísimos meses de la sublevación. El Golpe de Estado fracasa y como consecuencia siembran el terror y asesinan a muchas personas con vinculación con la democracia. Se mata tanto que necesitan grandes espacios para poder enterrar".

 

Las pruebas de ADN realizadas sobre unos de los cuerpos hallados en la fosa dos dataron la fecha de la muerte: 12 de septiembre de 1936. No habían transcurrido ni dos meses desde el 18 de julio, cuando se produjo el Golpe. 

 

"La suerte con estas cuatro fosas es que quedaron en los caminos y ellos no tuvieron necesidad de levantar estos cuerpos. Pero tuvo que haber muchas más" reflexiona del Olmo, basándose en los datos que han descubierto tras investigaciones sobre el terreno y en los archivos. "En este cementerio tenemos registradas unas 1.000 personas enterradas, unas con nombre y otras sin ello. Tenemos la hipótesis de que pueden ser muchas más, este pudo ser un lugar de referencia en cuanto a personas asesinadas" revela el Presidente de la ARMH, quien recuerda que los montes Torozos son otro de los puntos de Valladolid donde más cuerpos pudieron ser arrojados. 

 

¿QUÉ FINANCIACIÓN RECIBE LA ARMH?

 

Uno de los aspectos más criticados por los detractores de estas exhumaciones es el financiero. ¿Quién financia la excavación de fosas comunes? Julio del Olmo explica de dónde obtienen los fondos, una ayuda "de la que estamos muy agradecidos pero que son solo una parte de lo que se necesita".

 

"Esta es nuestra 34º excavación. Las 32 primeras siempre se han hecho con voluntarios. En abril de 2016 pedimos permiso para abrir en la zona de los caminos [del cementerio del Carmen], y en mayo se realizó una segunda intervención, y nos dimos cuenta de que era enorme", rememora del Olmo. "Pedimos ayuda al Ayuntamiento de Valladolid y nos dio 25.000 euros para la excavación arqueológica, con lo que pudimos tener un equipo estable durante dos meses para abrir las tres primeras fosas".

 

Para esta cuarta, del Olmo explica que la Asociación ha recibido, también del Ayuntamiento, "una ayuda de 10.000 euros" para hacer frente a los sueldos del equipo de trabajo en agosto: siete personas, de las que cobran cinco a jornada completa y una a media jornada. Unas cifras que confirman, tanto las de 2016 como las de 2017, desde el Ayuntamiento de Valladolid. Aunque Julio aclara: "Si no hubiésemos tenido la ayuda la excavación se habría hecho igual, el equipo de voluntarios ya estaba formado". La Asociación también tiene acuerdos con la Diputación de Valladolid y con la Universidad (UVa) mediante los cuales facilitarán el acceso a los archivos, y su estudio.  

 

A. MINGUEZA

 

Tras excavar, el trabajo continúa. "Los cuerpos son llevados al laboratorio, donde el forense hace el trabajo de forma voluntaria. Además hay que clasificar los objetos personales, hacer muchas fotografías, y elaborar un informe arqueológico exhaustivo, al tratarse de crímenes de lesa humanidad. Este trabajo está hecho por voluntarios". 

 

"Aunque en España vendemos esa imagen de adalides de la Democracia, en aspectos importantes dejamos mucho que desear. Chile y Argentina [tras las dictaduras de Pinochet y Videla respectivamente], por ejemplo, hacen años que han abordado estas cuestiones. Aquí tenemos que agradecer que no nos pongan pegas" lamenta del Olmo, quien dice que desde la Junta de Castilla y León, al igual que desde el anterior equipo de gobierno municipal en Valladolid, "nunca nos han puesto zancadillas pero tampoco nos han ayudado; parece poco pero es mucho ya que en otras comunidades, como en Cataluña,a la Generalitat ponía muchos problemas para exhumar".

 

"LA CIFRA DE 2.500 ASESINADOS ES MUY SIGNIFICATIVA"

 

Julio del Olmo apela a tres vertientes que justifican estas excavaciones. "La primera es la humana: esposas e hijos han muerto sin poder recuperar los cuerpos de sus familiares. Otra es la histórica, en España hay un suceso que es la sublevación militar, con sus características, y es imprescindible estudiarlo". 

 

Pero el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica se explaya en la tercera, la jurídica. "La ONU lo considera crímenes de lesa humanidad, que nunca prescriben, y los estados tienen la obligación de su investigación, de dignificar la memoria de las víctimas, y de juzgar a los responsables vivos". Y apuntilla: "Ningún gobierno español, con ideologías de diferente índole, ha abordado esta cuestión como marcan las Naciones Unidas". Para que sirva de contexto, en Argentina el dictador Videla pasó sus últimos años en prisión, donde falleció en 2013.

 

Y advierte de la "muy significativa cifra de 2.500 asesinados" en Valladolid, "una provincia de retaguardia donde no hubo resistencia a la sublevación". Un dato que se desprende de sus investigaciones plasmadas hace un par de años en un libro de 3.000 páginas "donde recogemos con nombres y datos un total de 7.000 personas que sufrieron algún tipo de represión". Cuerpos que, según avancen las excavaciones, podrán tener nombre y apellidos.

Comentarios

memoria historica verdadera 04/08/2017 12:33 #3
me alegra que saquen a todos los cadáveres y les identifiquen y reciban entierro decente, apoyo que sea el gobierno el que financie esto no que tengan que buscar financiación, lo que no entiendo ,comprendo y me enfada es que cuando se desentierra a represaliados del bando nacional se laven las manos y los dejen tirados como paso en Alcalá de henares hace unos años, desde luego los vencedores sepultaron con dignidad a muchos de sus ASESINADOS, pero aun quedan, señores de la asociación de memoria histórica aquí no hubo bueno y malos ,TODOS FUERON MALOS. la guerra es una enfermedad pero la pero es la guerra civil, dejémonos de victimismos partidistas y de bandos, enterremos a TODOS y dejemos de victimizar a un bando y demonizar al otro bando.
Julio 03/08/2017 19:00 #2
Soy presidente de esta asociacion y gracias a este señor acabo de enterarme de esas ligazoned
Coherencia democrática 03/08/2017 08:08 #1
No menosprecio la labor de esta asociación pero qué casualidad que estos grupos, ligados al Partido comunista~ IU~ Podemos, critiquen la democracia española mientras alaban, saludan felicitan las de Venezuela y Cuba. También en eso les falta rigor.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: