Empate insuficiente
Cyl dots mini

Empate insuficiente

El Real Valladolid desaprovecha su ventaja ante el Levante que suma su quinto empate consecutivo.

Sergio volvió a confiar en los once que lograron los triunfos ante el Athletic y el Granada con la esperanza de que volvieran a darle el mismo resultado, pero el Levante, que también venía necesitada de puntos tenía claro cómo afrontar el partido. A pesar de que en los primeros compases los pucelanos presionaron y dominaron el juego, poco a esto se fue diluyendo dejando que los granotas obtuvieran más protagonismo en el juego.

 

A pesar de ello el Pucela consiguió mantener su bloque defensivo y sigue recuperando la solidez que tanto ha caracterizado al equipo en las últimas temporadas. Guardiola tuvo la más clara con un remate de cabeza a centro de Hervías que acabó saliendo muy centrado. El Levante también tuvo la suya pero Masip estuvo hábil para mandar el balón a córner.

 

Con el empate en el marcador los equipos se marcharon a vestuarios. El Pucela necesitaba algo más si quería sumar su tercer triunfo consecutivo y la verdad es que no iba a proponer nada distinto en el segundo tiempo, pero se iba a encontrar con una contra inventada y liderada a las mil maravillas por Óscar Plano para sacarse de la chistera un centro magnífico a la cabeza de Marcos André, para hacer el primer gol del partido y que el brasileño sumara su tercer gol.

 

Por delante en el marcador, el conjunto blanquivioleta sabía bien lo que hacer y por ello comenzó a resguardarse atrás y aprovechar balones a la contra. Precisamente en una de estas Alcaraz tuvo el 2-0, pero su remate se marchó desviado. Acto seguido llegó el fallo de cada partido, Joaquín atropelló a un rival en el área, cometiendo penalti y permitiendo a Campaña empatar desde los once metros.

 

A partir de ahí el equipo terminó de echarse atrás, sobre todo con los cambios (entró Javi Sánchez para ser quinto central) y el partido dejó de tener historia y el marcador ya no se movió. El Real Valladolid sumó un nuevo punto que no le aleja demasiado de los puestos de descenso y permita que sus rivales les pueda volver a meter presión.