Empate en un duelo de colosos

Varane salva al Real Madrid de la derrota ante el Barcelona en un gran clásico que deja la semifinal abierta para la vuelta en el Camp Nou (1-1).

Fue un partido de Copa. Sí, de esos que reviven la emoción de esta competición tan añorada antaño y que en España ha recuperado el interés después de esta serie de clásicos que han puesto sobre el césped dos estilos de juego diferentes, enfrentados también por las formas que demuestran ambos equipos dentro y fuera del terreno de juego.

 

No marcaron Ronaldo ni Messi, pero el partido tuvo todos los ingredientes de esas grandes citas. Llenazo en el Bernábeu y ganas de ver cómo respondía este cuesionado Madrid ante un Barça muy sólido. Las bajas en la defensa blanca y el estreno de Diego López en la portería eran las principales novedades que presentaba el conjunto de Mourinho. Enfrente, el Barcelona no especuló y se presentó con todo, salvo ese pacto de vestuario que coloca a Pinto bajo los palos en los partidos de Copa. Y los porteros no tuvieron gran indicencia en un duelo de golpes, donde el intercambio fue constante aunque siempre mantuvieron los azulgrana ese guión de dominio con el balón que el Madrid aceptó para intentar exprimir la explosividad letal de su contraataque.

 

El Barça no supo aprovechar la debilidad defensiva de un Madrid que jugó con Essien, Carvalho, Varane y Arbeloa como improvisada zaga. Sólo el joven francés estuvo a la altura de las circunstancias, doctorándose en el clásico, con gol incluido. Pero el Real Madrid lo compensó con una gran presión arriba y en la zona ancha. El equipo dirigido por Jordi Roura no fue el de otros días en el Bernabéu, sobre todo, en la primera parte. 

 

En la segunda mitad, tras el gol de Cesc, cambió el escenario, pareció que el Barça se iba a hacer con la victoria, aunque en una acción de juego aéreo, empataron los madridistas. Fue en ese tipo de fútbol que tanto incomoda al Barcelona donde más se mostró el Madrid, buscando el juego aéreo o los cambios cruzados que pudieran descolocar a la defensa.

 

Si en la primera parte Xavi pudo adelantar en dos ocasiones a los azulgrana, en la segunda perdonaron Cristiano y Pedro cuando todavía se leía el 0-1. En el tramo final Varane consiguió empatar con un remate de cabeza que tocó Pinto pero no fue suficiente. El derbi acababa en tablas pero con una tímida ventaja azulgrana. No sirve de mucho en este tipo de partidos, pero sí promete un episodio de vuelta igualmente apasionante.

 

 

REAL MADRID: Diego López; Arbeloa, Varane, Carvalho, Essien; Khedira, Xabi Alonso, Ozil, Callejón (Modric, min.58), Cristiano; y Benzema (Higuaín, min.66).

 

FC BARCELONA: Pinto; Alves, Piqué, Puyol, Jordi Alba; Busquets, Xavi, Iniesta; Fábregas (Thiago, min.85), Pedro (Alexis, min.76) y Messi.

 

GOLES: 0 - 1, min.51, Fábregas. 1 - 1, min.81, Varane.

 

ÁRBITRO: Clos Gómez (Col.Aragonés). Amonestó con tarjeta amarilla a Piqué (min.1) y Alves (min.71) en el Barcelona; y a Carvalho (min.16), Callejón (min.42) y Xabi Alonso (min.89) en el Real Madrid.

 

ESTADIO: Santiago Bernabéu. Lleno.