Embisten un coche y después lo tirotean en plena calle: un muerto en un aparente ajuste de cuentas
Cyl dots mini

Embisten un coche y después lo tirotean en plena calle: un muerto en un aparente ajuste de cuentas

El coche embestido y después tiroteado. Foto: EP

Muere un conductor tras ser tiroteado desde otro coche y previamente embestido por un tercero para interceptarlo.

El conductor de un coche ha muerto esta tarde tras tiroteado por otro desde otro vehículo que circulaba por la plaza de Alsacia de Madrid, en el distrito de San Blas-Canillejas, han confirmado fuentes policiales. De momento no hay detenidos y se desconoce la identidad del fallecido que, según fuentes presenciales, es un hombre de mediana edad y etnia gitana.

 

Los hechos han tenido lugar pasadas las 15 horas de este miércoles junto al centro comercial de Las Rosas. Un vehículo ha embestido a otro coche, de color gris y marca Citröen. Inmediatamente después desde un tercer vehículo, compinchado con el primero, un hombre ha efectuado ocho disparos contra el conductor y único ocupante del segundo, que ha recibido varios impactos de bala.

 

Los dos vehículos atacantes han huido del lugar aceleradamente. Hasta ese punto han llegado en primer lugar sanitarios y agentes que estaban atendiendo a un motorista que había sufrido un accidente leve minutos antes cerca del lugar, han indicado a Europa Press testigos presenciales.

 

Luego han acudido patrullas de la Policía Nacional, así como sanitarios del Samur-Protección Civil, que han levantado un hospital de campaña en la zona para atender al herido, que ha fallecido casi en el acto debido a la gravedad de los disparos. Estaba en parada cardiaca de la que no le han podido sacar.

 

La Policía Municipal de Madrid ha cortado la avenida de Guadalajara a la altura de la calle Capri, sentido plaza de Alsacia. Han acordonado la zona y desalojado el lugar. Han quedado marcas de disparos en la cercana entrada del Metro de Alsacia. Agentes del Grupo de Homicidios de la Brigada Judicial de la Policía de Madrid se han hecho cargo de la investigación del caso, que en principio parece un ajuste de cuentas.