El VRAC tira de palos para castigar a El Salvador

JCR

Los de Diego Merino fueron superiores a un Chami que cometió demasiados errores en zonas clave, aprovechados por un acertado Griffiths en las patadas.

VRAC: Peisi, Steve Barnes, Tuco, Sacha Cañas, Kalo Gavidi, Jose Basso, Leigh Thompson, Nathan Pala, Chris Eaton, Tomás Carrió, Fede Casteglioni, Gareth Grifiths, Álvar Gimeno, Guille Mateu y Wessel Bell. También jugaron: Pablo Gil, Daniel Sthor, Jody Allen, Gabriel Vélez, Miejimolle y Pedro de la Lastra.

EL SALVADOR: Wozniak, Matt Smith, Manasseh Alaga, Altés, Walker Fitton, Matt Foulds, Gonzalo Núñez, Joe Mamea, Juan Ramos, Hansie Graaff, Alberto Díaz, Nuu Junior, Rapha Blanco, Leli Kacikala y Christian Rust. También jugaron: Víctor Sánchez, Dani Marrón, Andrés Alvarado, Wainwright, Manu Serrano y Pelayo Ramos.

ANOTACIONES: 3-0, minuto 6: golpe pasado por Griffiths, 3-3, minuto 12: golpe pasado Graaff; 6-3, minuto 33: golpe pasado por Griffiths; 9-3, minuto 36: golpe pasado por Griffiths; 12-3, minuto 40+2: golpe pasado por Tomás Carrió; 15-3, minuto 42: golpe pasado por Griffiths; 15-8, minuto 45: ensayo de Altés; 18-8, minuto 51: Griffiths; 21-8, minuto 54: Griffiths; 24-8, minuto 71; 24-13, minuto 74: ensayo de Dani Marrón; 27-13, minuto 77: golpe pasado por Griffiths; 32-13, minuto 78: ensayo de Gabriel Vélez.

ÁRBITRO: Alhambra Nievas. Mostró tarjeta amarilla al local Sacha Cañas y al visitante Manu Serrano.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 17 de la División de Honor de Rugby. Lleno en Pepe Rojo.

Antes del inicio, la igualdad era máxima respecto a la clasificación. El VRAC llegó al derbi de la segunda vuelta habiendo ganado sus 16 partidos, mientras que El Salvador perdió solo uno, el de la primera ante su rival. Pero la diferencia entre los dos era de tan solo un punto (76 por 75), así que en Pepe Rojo se decidía un importante liderato de cara al play-off por el título. La superioridad quesera se impuso gracias a los fallos chamizos para dejar el marcador final en 32-13.

 

El conjunto quesero salió mucho más enchufado y pronto pisó la línea de 22. Eso provocó un golpe de castigo tempranero que Gareth Griffiths se encargó de transformar, en una posición centrada y favorable para ello. Aunque aquello sucedió en el minuto 6 y quedaba mucho por delante.

 

De hecho, a partir de esa jugada fue El Salvador quien cogió las riendas y encerró al VRAC en su campo. La delantera jugó una baza importante y los chamizos, a base de empujar para acercarse a la zona de marca, provocaron un error local en un maul que terminó en otro golpe. Hansie Graaff, también en una buena posición, no perdonó y devolvió el empate al marcador en el minuto 12.

 

Los de Diego Merino trataron de reaccionar, pero se toparon con una dura defensa chamiza, que les obligó a realizar demasiadas fases en sus ataques, los cuales no terminaron siendo efectivos. Porque, pese al animado inicio, los errores por parte de ambos equipos pasaron a ser protagonistas. Todo bien señalado por una Alhambra Nievas que controló el partido en todo momento y calmó los ánimos con sus más que correctas explicaciones. La mejor árbitro del mundo para el mejor encuentro del rugby español.

 

Uno de ellos dio pie a un nuevo golpe de castigo, después de que Gonzalo Núñez no liberase el balón. La posición se alió una vez más con Griffiths, que solo tuvo que golpear el oval en línea recta para volver a poner por delante a los suyos. El 6-3, a los 33 minutos, dio vida a un VRAC que aprovechó el momento. El Salvador cometió el mismo falló y permitió al galés anotar el 9-3 en el 35’, ya en una situación más compleja.

 

Tuvo la oportunidad de ampliar todavía más la ventaja, aunque no lo consiguió. Venía de meter el balón entre palos desde el lado derecho, pero desde el izquierdo no acertó y se le fue. Eso sí, los queseros dispusieron de otro golpe en la última jugada de la primera parte; un golpe de castigo justo delante del centro del campo. Tomas Carrió cogió los galones y sacó el cañón que tiene por pierna zurda para poner el 12-3.

 

El partido se le puso todavía más de cara al VRAC nada más regresar de vestuarios, con un nuevo golpe transformado por Griffiths, que ya llevaba 12 de los 15 puntos de su equipo. Pese al 15-3, el Chami no se vino abajo y movió bien el balón para que Altés encontrara un buen hueco en la defensa. Su ensayo no tuvo premio doble, ya que la patada de Graaff se marchó a la derecha.

 

Así, el inicio de la segunda mitad también resultó atractivo. Aunque quizá más alocado y lleno de imprecisiones. Griffiths siguió a lo suyo transformando golpes de castigo. El Salvador concedió demasiados en zonas muy asequibles y a los 54 minutos el marcador reflejaba un 21-8 que tranquilizó a los azulones.

 

Más fallos y aciertos

 

Los de Juan Carlos Pérez, que vio el partido en la grada, apretaron y metieron a su rival en la línea de 22. Provocaron varios golpes de castigo, pero apostaron por mandar el oval a la banda para intentar conseguir un ensayo que les acercara más en el marcador. Además, Sacha Casañas vio la tarjeta amarilla y dejó en inferioridad al VRAC, por lo que parecía que la marca estaba cerca. Finalmente no fue así, ya que los queseros aguantaron bien y lograron quitarse esa presión de manera momentánea.

 

Los cambios no variaron el guion, aunque uno de ellos sí tuvo repercusión. Manu Serrano acababa de entrar al campo y duró muy poco en él. Alhambra Nievas señaló un golpe por placaje alto del veterano jugador, por el que vio la amarilla en el minuto 70. De nuevo en zona asequible, Griffiths subió el 24-8 con sus 21 puntos.

 

Dani Marrón logró un ensayo para mantener las esperanzas chamizas, pero la inferioridad numérica pesó a los colegiales. Griffiths pasó otro golpe y Gabriel Vélez anotó la primera marca quesera -sin transformación- para colocar el definitivo 32-13, que amplía la ventaja entre los dos equipos vallisoletanos.