El VRAC tira de efectividad ante El Salvador para lograr su novena Liga

El VRAC celebra su noveno título. AYTO. VALLADOLID

El conjunto quesero aprovechó mejor sus oportunidades y venció (27-39) para deshacer el empate.

EL SALVADOR: Wozniak, Smith, Alvarado, Víctor Sánchez, Walker-Fitton, Teu, Noa, Wainwright, Aurrekoetxea, Faiva, Nacho Escobar, Nuu Junior, Jonhy Carter, Fifita y Juan Martínez. También jugaron: Tela, Nico Jurado, Pelayo Ramos, Del Hoyo, Harmatiuk, Silva, Manu Serrano, De Aguilera.

VRAC: Pacote Blanco, Miejimolle, Tuco, Sthör, Albertario, Basso, Gavidi, Paila, Eaton, Dyer, Casteglioni, Griffiths, Gimeno, Mateu y Wesell-Bell. También jugaron: De la Lastra, Peisi, Gabriel Vélez y Pablo Gil.

ANOTACIONES: 3-0, minuto 3: golpe pasado por Faiva; 3-7, minuto 8: ensayo de Gimeno transformado por Griffiths; 6-7, minuto 13: golpe pasado por Faiva; 6-12, minuto 25: ensayo de Casteglioni; 6-17, minuto 28: ensayo de Casteglioni; 13-17, minuto 40: ensayo de Walker-Fitton transformado por Faiva; 13-24, minuto 47: ensayo de Dyer transformado por Griffiths; 13-29, minuto 50: ensayo de De la Lastra; 20-29, minuto 58: ensayo de Nico Jurado transformado por Faiva; 20-36, minuto 65: ensayo de Albertario transformado por Griffiths; 27-36, minuto 73: ensayo de Tela transformado por Faiva; 27-39, minuto 78: golpe pasado por Griffiths.

ÁRBITRO: Atorrasagasti, comité vasco. Mostró tarjeta amarilla al visitante Casteglioni.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la final de la Liga Heineken, disputado en Pepe Rojo, que registró un lleno en las gradas.

Tarde apacible en Pepe Rojo, de esas en las que apetece ver un buen espectáculo. El sol tampoco falló a la cita, al igual que el viento, pero los protagonistas fueron los jugadores. El VRAC se mostró más entero que El Salvador y logró su noveno título tras imponerse por 27-39, lo que sirve para deshacer el empate entre ambos e igualar al histórico Arquitectura.

 

Una patada larga y aparentemente inofensiva se envenenó con el viento y el VRAC no pudo hacerse con ella de primera. Lo hizo en la veintidós y allí cometió un error que derivó en un jugoso golpe de castigo para los chamizos. Faiva, en una posición centrada, no perdonó e inauguró el marcador a los tres minutos con el golpeo entre palos (3-0).

 

Pero el partido comenzó tan animado que cinco minutos más tarde los azulones ya habían dado la vuelta al resultado. Una buena jugada de Griffiths sirvió para romper la línea defensiva de los chamizos, que no pudieron frenar a un Alvar Gimeno que corrió sin parar desde que recibió el oval. El galés, que demostró que también tiene calidad con el balón en la mano, se encargó de transformarlo para colocar el 3-7.

 

En ese ‘toma y daca’ inicial, El Salvador reaccionó rápidamente y aprovechó un nuevo golpe de castigo para que Faiva volviera a pasar el balón (6-7). Quien no acertó con el suyo poco después fue Griffiths, que lo intentó desde muy lejos y con el viento en contra.

 

Aunque el VRAC siguió a lo suyo y amplió la ventaja en el minuto 25. Lo hizo gracias a una rápida y efectiva jugada con el balón en la mano, que terminó en poder de Fede Casteglioni para que corriera los últimos metros y doblara la diferencia en el marcador (6-12).

 

El Salvador quedó tocado y su rival supo hacer más grande la herida. Gavidi taponó una patada y propició una jugada de ataque para los suyos, que abrieron la jugada hasta que John Wesell-Bell encontró el hueco perfecto por dentro para colarse. Griffiths tampoco transformó, pero el conjunto quesero mandaba con fuerza en el partido (6-17).

 

Pero los chamizos no perdieron la cara al encuentro, que se le puso menos cuesta arriba cuando Casteglioni vio la tarjeta amarilla. No dejaron pasar la oportunidad en superioridad y Walker-Fitton ensayó para acercar a los suyos (13-17). El partido, ya en la recta final del primer tiempo, entro en locura blanquinegra, que anotaron otra marca por medio de Fifita, pero Atorrasagasti pidió revisión de la jugada y finalmente fue anulada por ‘avant’ previo. Una acción que pudo cambiar el destino de la final.

 

MARCHA AZUL

 

Y es que a la vuelta de vestuarios el VRAC se marchó en el marcador. Una acción de pillo de Gavidi permitió a Dyer entrar a la zona de marca desde el centro. Esta vez Griffiths, ya con el viento a favor, transformó y la jugada fue de siete puntos (13-24). El Salvador no encajó bien el golpe y encima recibió otro. Esta vez fue De la Lastra quien visionó el hueco por la banda para poner el 13-29, ya que no hubo transformación.

 

Juan Carlos Pérez movió el banquillo después de la mala situación a los 10 minutos de la reanudación y le salió bien. Nico Jurado tiró de fuerza física y terminó consiguiendo el ensayo, con transformación de Faiva. Con el 20-29 en el 58’, el Chami volvió a la vida por méritos propios, pero, incomprensiblemente, se la quitó un rato más tarde.

 

Fifita recibió un balón en defensa, se creció, encaró a sus rivales y lo acabó perdiendo. Eaton se lo robó y se apoyó en Guido Albertario para que este allanara el camino hacia el triunfo, con la colaboración de Griffiths en la patada (20-36).

 

Todavía quedaba un cuarto de hora por delante y El Salvador no tiró la toalla. Tela ensayó y Faiva transformó para poner emoción al final (27-36), aunque ya solo quedaban siete minutos para el 80’. Pero al VRAC, que amplió la ventaja (27-39), no se le escapó el noveno título; ese que sirve para deshacer el empate entre los dos equipos vallisoletanos y alcanzar al histórico Arquitectura.

 

LA PLANTILLA DEL VRAC MANDÓ ÁNIMOS A ALEJANDRO RECIO, DELEGADO EN CASTILLA Y LEÓN DE ESTRELLA GALICIA. JCR