El VRAC supera a El Salvador y conquista su quinta Copa del Rey en Valencia

Gavidi levanta el trofeo al fondo, ante la presencia de sus compañeros. VRAC

El conjunto quesero se impuso a El Salvador (16-20) en un partido que se igualó tras una ventaja de 13 puntos en el inicio y en el que resultó fundamental la concentración.

EL SALVADOR: Wozniak, Bebe Smith, Alaga, Víctor Sánchez, Walker-Fitton, Foulds, Gonzalo Núñez, WainWright, Juan Ramos, Sam Katz, Alberto Díaz, Carter, Rust, Kacilala y Nuu Junior. También jugaron: Dani Marrón, Altés, Pelayo, Alejándro Sánchez de la Rosa, Andrés Alvarado y Antoine Sánchez.

VRAC: Pacote, Barnes, Tuco, Stöhr, Sacha, Basso, Gavidi, Thompson, Eaton, Carrió, De la Lastra, Griffiths, Álvar, Guillo y Bell. También jugaron: Gabriel Vélez, Peisi, Miejimolle y Allen.

ANOTACIONES: 0-7, minuto 3: ensayo de Guillo y transformación de Griffiths; 0-10, minuto 10: golpe de Griffiths; 0-13, minuto 16: golpe de Griffiths; 5-13, minuto 20: ensayo de Wozniak; 10-13, minuto 28: ensayo de Nuu Junior; 13-13, minuto 48: golpe de Sam Katz; 13-20, minuto 54: ensayo de Gavidi y transformación de Griffiths; 16-20, minuto 57: golpe de Sam Katz.

ÁRBITRO: Íñigo Atorrasagasti.

INCIDENCIAS: Final de la Copa del Rey, disputada en el Estadio Ciudad de Valencia ante 15.159 espectadores. Cerca de 1.000 aficionados vallisoletanos estuvieron presentes.

El VRAC ya festeja su quinta Copa del Rey tras imponerse a El Salvador (16-20) en la final disputada en el Ciudad de Valencia. 15.000 personas presenciaron el encuentro, lo que dejó muchos huecos en las gradas. Algo que cabía de esperar jugando dos equipos vallisoletanos, que pusieron el espectáculo.

 

La concentración siempre es importante, ya que cualquier fallo puede ser decisivo; y más en un partido como este. Juan Ramos no estuvo acertado en la primera acción y eso le costó a su equipo un golpe en una zona peligrosa. El VRAC jugó, movió y Guillo logró ensayar. La posterior transformación de Griffiths fue el aperitivo de lo que se vino después, ya que el pateador pasó otros dos golpes para colocar el 0-13 a los 16 minutos.

 

La tremenda caraja de El Salvador fue aprovechada a la perfección por su rival, aunque no estaba todo dicho. Wozniak, a base de empuje en una maul, ensayó y poco después lo hizo Nuu Junior, tras varios minutos pico y pala, con un número de fases incalculable. Ninguna de las marcas fue transformada por Sam Katz, que tuvo el viento en contra.

 

Las condiciones atmosféricas resultaron claves, y hasta Griffiths falló teniéndolo a favor en un golpe centrado. Por lo tanto, el marcador no se movió más en el primer acto y el 10-13 permitió llegar al VRAC con ventaja al descanso.

 

Griffiths tuvo una nueva oportunidad nada más regresar de vestuarios, pero el viento fue todavía más protagonista. Todo lo que sufrió el Chami en el primer tiempo lo acusó el Quesos en el segundo. Así, la patada se marchó a la derecha de los palos.

 

Ya con el viento a favor, Sam Katz pasó su primer golpe del partido a los 48 minutos, lo que sirvió para colocar el empate (13-13). Aunque la alegría le duró por a El Salvador, puesto que Gavidi ensayó y Griffiths lo transformó en el 54’ (13-20).

 

El intercambio de golpes continuó y Sam Katz cargó con el peso de su equipo a base de patadas; tanto las que fueron a palos, como las que sirvieron para ganar metros. Una de ellas sirvió para recortar diferencias (16-20) y llegar a la recta final con todo por decidirse.

 

Griffiths falló otro golpe que pudo poner el +7 de diferencia, y es que el viento fue el gran protagonista de las patadas. Al VRAC solo le quedaba apretar los dientes en defensa y seguir cerrando huecos como había hecho durante casi todo el partido. Las fuerzas comenzaron a verse afectadas por el esfuerzo y El Salvador tampoco logró dar ese paso adelante.

 

Las prisas jugaron una mala pasada a los chamizos, que cometieron errores que le privaron de las opciones finales. Ahí, los queseros se mostraron seguros y cada segundo que pasaba acariciaba un poco más el título. Finalmente, el VRAC lo abrazó y pudo festejar su quinta Copa del Rey gracias al ese 16-20.

Noticias relacionadas