El VRAC suma otros cinco puntos ante el Independiente
Cyl dots mini

El VRAC suma otros cinco puntos ante el Independiente

VRAC - INDEPENDIENTE. Guillermo F.H

Los azulones encarrilaron la victoria desde los primeros minutos y el triunfo no corrió peligro en ningún momento

Victoria solvente de un VRAC Quesos Entrepinares que mantiene tras cinco jornadas el pleno de victorias y continuará en el liderato de la División de Honor al menos una semana más. San Román, otrora campo en el que el Quesos tenía que sudar la gota gorda hasta el minuto 80, dejó en esta ocasión un triunfo contundente de los azulones, que a la media hora de partido ya ganaban 0-21 y daban el primer paso para obtener el ansiado quinto punto.

 

Pese a la voluntad de los bisontes en el inicio, el VRAC comenzó bien pronto a decantar la balanza a su favor. Y eso que se vio mermado por la inferioridad numérica tras la amarilla a Guillermo Mateu, que pronto quedaría contrarrestada con otras dos amonestaciones a Independiente. Sin embargo, el estreno de marcas quesero llegaría con un jugador menos y tras una buena jugada colectiva que empezó en una touch y terminó con Ignacio Morchón posando el oval y Tomi Carrió transformando.

 

Siete minutos después, el buen trabajo de la delantera vallisoletana desesperó a los locales, que cedieron de tal manera que cometieron un ensayo de castigo que ponía el 0-14. Poco duraría ese tanteo en el electrónico de San Román, ya que el Entrepinares volvía a romper la defensa santanderina con una jugada en la que se hacía notar la superioridad de efectivos por las citadas amarillas. Fue Gabriel Vélez el que culminó la buena combinación colectiva, de nuevo con Carrió acertado con el pie para el 0-21.

 

El contundente parcial con el que se llegó a la media hora del partido relajó en el tramo final de la primera parte al VRAC, que cedió el testigo del dominio al Independiente. Así, los bisontes vieron premiada su insistencia con un ensayo al filo del descanso de David González que transformó Jaime Mata.

 

La segunda parte mantuvo, en su arranque, la tónica de los últimos minutos de la primera. Con frialdad, desgastando al Independiente y esperando su error, el VRAC asestó al partido las marca que le distanciaba definitivamente en el marcador por medio de Baltazar Taibo, que hizo buena una patada a seguir de Pedro de la Lastra para correr sin que ningún bisonte le alcanzase (7-28).

 

El 7-33 llegó tras un maul y el 7-40 nació de una touch, llegándole el oval a De la Lastra de manos de Pablo César Gutiérrez para zafarse de la defensa verde y conseguir la última marca del VRAC y penúltima del partido, ya que Independiente maquillaría el resultado con un ensayo de castigo sobre la bocina para el definitivo 14-40.

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: