El VRAC está obligado a ganar para mantener el liderato

El VRAC Quesos Entrepinares recibe este sábado a las 17:00 horas en los campos vallisoletanos de Pepe Rojo al Hernani CRE, frente al que no cabe margen de error, si quieren mantener el liderato frente a la UE Santboiana y llegar al play off con la ventaja del factor campo.

Después de la derrota en tierras catalanas, en la que se rescató un punto que permite que el equipo siga dependiendo de si mismo para acabar el campeonato en la cúspide, y del fin de semana de parón imprevisto por la renuncia de La Vila a jugar la vuelta de las semifinales de Copa, el conjunto vallisoletano está ávido, impaciente por volver a sentir el tacto del cuero del oval y regalarse una victoria que resulte revitalizante.

 

"El fin de semana de parón nos ha cortado la dinámica pero también ha servido para que algunos jugadores tuvieran descanso y se recuperasen algunos lesionados. Hay que ganar el sábado e intentar hacer un mejor juego, más dinámico y fluido", aseguró el jugador y entrenador del VRAC Quesos Entrepinares, Lisandro Arbizu.

 

El preparador de la escuadra quesera manifestó, además, que sus jugadores están "muy motivados" de cara a este envite. "Las ganas están latentes y son muy importante para enfrentarnos a un equipo que necesita puntos en su objetivo de no descender y que es muy aguerrido. No nos podemos relajar y hemos de aprovechar estos partidos para que el equipo se junte otra vez, recupere la confianza y armonice de nuevo su juego", añadió.

 

En este sentido, Lisandro Arbizu recalcó que este partido, en el que no se puede fallar, debe servir para apuntalar la defensa que vienen practicando y mejorar en las facetas ofensivas de cara a la final de la Copa del Rey y el playoff por el título. Tramo decisivo de la temporada para el que el VRAC Quesos Entrepinares quiere llegar en su punto álgido.

 

Para este choque son baja Ignacio Molina, por unas molestias en el hombro; Santiago Ovejero, que tiene el gemelo tocado; y los lesionados de larga duración Sergio Fernández "Mini", Rodrigo López y Diego Merino.