El Voley UVa consigue dos valiosos puntos en su camino a la salvación
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Voley UVa consigue dos valiosos puntos en su camino a la salvación

Partido muy igualado ante Feel Volley Alcobendas que se decidió en el quinto set tras remontar las vallisoletanas dos sets en contra.

Como ya ocurriera en la primera vuelta, el choque entre la Universidad de Valladolid y el Feel Volley Alcobendas fue apasionante y muy ajustado. Si en tierras pucelanas fueron las madrileñas las que se llevaron el gato al agua por un tanteo de 3 a 2 (26-24 / 23-25 / 25-18 / 18-25 / 7-15), en esta ocasión se cambiaron las tornas y la moneda cayó de cara para las universitarias quienes lograron la victoria y dos valiosos puntos 2-3 (25-22 /25-23 / 23-25 / 17-25 / 10-15).

 

El choque empezó con muchas imprecisiones por parte de dos plantillas jóvenes que se iban alternando los puntos, lo que llevó al primer set a un final muy ajustado donde las locales lograron distanciarse y anotarse el primer tanteo por 25 a 22. Las universitarias sacaron la garra en la segunda manga logrando una renta de siete tantos (12-19), pero en ese momento su juego se atascó, circunstancia que Feel Volley Alcobendas aprovechó para apuntarse de nuevo el set (25-23).

 

Con todo en contra, las pucelanas tuvieron que tirar de su mejor juego para que no se les escapara el partido a las primeras de cambio y, en un set muy similar al primero, estuvieron más acertadas en el tramo final. Con 23-22 a favor de las locales, lograron un parcial de 3 a 0 para apuntarse su primera manga.

 

A partir de ahí las pupilas de Álvaro Hernández se transformaron en ese equipo que hemos visto en el último tramo liguero, con gran trabajo de recepción y defensa y consiguieron la igualada a dos sets tras imponerse en el cuarto con solvencia por 17-25.

 

Todo se iba a decidir en el quinto y definitivo como ya ocurriera en Valladolid pero esta vez el final iba a ser muy distinto para los intereses de la Universidad de Valladolid. Las pucelanas endosaron un parcial de 1-8 a sus rivales y tras una fase donde el nerviosismo y la imprecisión sobrevolaron por la cancha, el equipo pucelano tiró de orgullo y saber sufrir para ganar por 10-15 y anotarse una victoria balsámica.