El vallisoletano Tomás Burgos seguirá al frente de la Secretaria de la Seguridad Social

Burgos llegó a la Secretaría de Estado de la Seguridad Social en diciembre de 2011 procedente del Congreso, donde ejercía como portavoz del PP en la Comisión para el seguimiento del Pacto de Toledo desde 2002.

Tomás Burgos continuará como secretario de Estado de la Seguridad Social en esta legislatura, según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio.De este modo, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que también ha repetido en el cargo, apuesta por la continuidad de su anterior equipo.

 

Burgos llegó a la Secretaría de Estado de la Seguridad Social en diciembre de 2011 procedente del Congreso, donde ejercía como portavoz del PP en la Comisión para el seguimiento del Pacto de Toledo desde 2002.

 

Nacido el 21 de abril de 1962 en Valladolid, Burgos recibió formación universitaria en Medicina por la Universidad de Valladolid; en Dirección de Instituciones Sanitarias por IESE; en Gestión Sanitaria por el Instituto de Empresa, y en Política Sanitaria por Esade. Además, cuenta con un máster ejecutivo en Gestión Sanitaria por la Universidad Antonio de Nebrija.

 

Entre 1987 y 1991 ocupó el cargo de procurador de las Cortes de Castilla y León y fue presidente nacional de las Nuevas Generaciones del PP entre 1990 y 1993. Comenzó a trabajar en el Congreso en 1993 y en el año 2000 entró a formar parte de la Comisión que supervisa todos los cambios legales en materia de pensiones desde 1997, como segundo del entonces portavoz, Jesús Merino.

 

Cuando Merino se convirtió en presidente de este órgano, Burgos pasó a ser el portavoz titular, puesto en el que se mantuvo hasta 2011, cuando fue nombrado secretario de Estado de la Seguridad Social.

 

La reducción del paro, el impulso al empleo y la mejora de su calidad y las pensiones serán tres de los grandes retos que deberá afrontar el Ministerio de Báñez en esta legislatura, sin olvidar la necesidad de garantizar la protección social a parados de larga duración y a los que carecen de ingresos.

 

Para todo ello, el diálogo social será un instrumento básico, pues el juego de fuerzas parlamentarias obligará al Ejecutivo de Rajoy a tener en cuenta la voz de los sindicatos y los empresarios en los cambios a realizar en el mercado de trabajo y el sistema de la Seguridad Social.

 

Precisamente, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ministra de Empleo, Fátima Báñez, se reunirán el próximo 24 de noviembre en el Palacio de la Moncloa con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Pepe Álvarez, y con los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente, con el objetivo de reactivar el diálogo social.

 

En lo que respecta al futuro de las pensiones, la ministra Báñez comparecerá en la Comisión del Pacto de Toledo del Congreso el próximo 22 de noviembre, según ha adelantado el ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo.