El vallisoletano Óscar Pujol lidera el Asia Tour tras su victoria en Japón

Pujol, en plena ascensión al Fuji

El ciclista, que disputa el Tour de Kumano a partir de este jueves, encabeza la clasificación por delante de corredores como Lutsenko de Astana o Ben Hermans del BMC.

La victoria de etapa y general en el Tour de Japón han servido para que Óscar Pujol lidere la clasificación del Asia Tour, que engloba todas las pruebas con puntos UCI que se disputan en este continente, con 426 puntos, 34 más que Alexey Lutsenko del Astana y 61 de Yevgeny Gidich, del Vino –Astana Motors y que es, además, el mejor sub-23 de la clasificación.

 

Es la primera vez que el vallisoletano encabece esta prestigiosa clasificación y supone un “aliciente” más para seguir trabajando, según explica el corredor del Team Ukyo. “Ha sido una sorpresa para mí verme ahí, liderando esta clasificación. Demuestra que los sacrificios que hemos hecho están dando sus frutos y supone una motivación más para continuar entrenando duro”, señala Pujol.

 

Una clasificación que, lejos de ser anécdota, se va a convertir en un objetivo para el del Ukyo. “Este año corremos muchas pruebas UCI y hay puntos para poder luchar por ella y, la verdad, es algo que me motiva, así que vamos a intentarlo”, señalaba el vallisoletano en pleno viaje destino Kumano donde este jueves comienza una nueva vuelta de cuatro etapas.

 

En la clasificación aparecen corredores de ‘caché’ como el kazajo Lutsenko, el belga Ben Hermans y el alemán Marcel Kittel. Prades, compañero de equipo, es el siguiente español con 284 puntos. Rodrigo Araque, vallisoletano del Ukyo, aparece también con 65 puntos.

 

Por otra parte, Pujol afronta el Tour de Kumano, que ganó la pasada temporada, respaldado por la “tranquilidad” que le ha dado la victoria en Japón. No obstante, no se marca ningún objetivo para esta prueba, aunque reconoce llegar en “muy buen estado de forma” e intentará “hacerlo lo mejor posible” y si no tiene “piernas” para ganar ayudará al “equipo” en lo que le “necesite”. Es una carrera mucho más abierta, no hay ningún final en alto aunque la tercera etapa, que es la que gané y me dio la victoria en la general el pasado año, es dura con buenos desniveles”, reconoce para insistir en que el Team Ukyo puede jugar la baza de Jon Aberasturi para las llegadas y “meter” a algún compañero en “escapadas” que luche por la general.

Noticias relacionadas