El vallisoletano Alberto Campo Baeza, Premio Nacional de Arquitectura 2020
Cyl dots mini

El vallisoletano Alberto Campo Baeza, Premio Nacional de Arquitectura 2020

El jurado destaca la coherencia de su trayectoria, su “independencia creativa” y su labor docente a distintas generaciones de arquitectos que “han encontrado en su trabajo una fuente de inspiración”

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) concedió el Premio Nacional de Arquitectura correspondiente al año 2020 al arquitecto vallisoletano Alberto Campo Baeza, a quien llamó personalmente el ministro, José Luis Ábalos. El jurado, reunido hoy de forma telemática, acordó por unanimidad proponer la concesión a Campo Baeza, cuya candidatura ha sido presentada por el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, por los colegios de Arquitectos de Cádiz y Almería y por la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

 

El jurado destacó especialmente la coherencia de su trayectoria profesional, su independencia creativa y su labor docente de toda una vida dedicada a formar distintas generaciones de arquitectos que han encontrado en su trabajo una fuente de inspiración además de convertirse en referente de la arquitectura española tanto a nivel nacional como internacional”.

 

El galardón está dotado con 60.000 euros y está promovido por el Ministerio de Transportes, que lo concede a propuesta de un jurado compuesto por destacados profesionales, bajo la presidencia honorífica del ministro, José Luis Ábalos.

 

En esta ocasión, el jurado estuvo formado por Manuel Gallego Jorreto (galardonado en 2018), que actuó como presidente; Estrella de Diego (a propuesta de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando); Elisa Valero (de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas); Carme Pigem i Barceló (del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España); Inmaculada Maluenda (de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España); Lucía Cano (de la Dirección General de Agenda Urbana y Arquitectura); el director General de Agenda Urbana y Arquitectura, Iñaqui Carnicero Alonso-Colmenares, y el subdirector General de Arquitectura y Edificación, Luis Vega Catalán.

 

Trayectoria

 

Alberto Campo nació en Valladolid, donde su abuelo era arquitecto, si bien reside desde los dos años en Cádiz. Es catedrático emérito de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de Madrid, ETSAM, en la que ha sido profesor durante más de medio siglo. Ha impartido clases en la ETH de Zúrich y en la EPFL de Lausanne, en la Universidad de Pennsylvania en Filadelfia, la Bauhaus de Weimar, en la Kansas State University, en la CUA University de Washington y en L’Ecole d’Architecture in Tournai, Bélgica y ha sido Clarkson Visiting Chair in Architecture por la Universidad de Buffalo.

 

En 2018-2019 fue 'visiting professor' en la Escuela de Arquitectura de Barcelona. De 2017 a 2020 también ejerció como catedrático emérito contratado en la ETSAM UPM de Madrid.

 

Ha impartido conferencias por todo el mundo y ha recibido galardones como el Torroja, por Caja Granada, o el Premio a la Excelencia Docente de la Universidad Politécnica de Madrid. En 2013 recibió la Heinrich Tessenow Gold Medal de la Tessenow Society, Hamburgo, el Arnold W. Brunner Memorial Prize de la American Academy of Arts and Letters y el International Award Architecture in Stone de Verona. Y en 2015, el BigMat Awards Berlín y el Premio de Arquitectura Española Internacional (PAEI 2015).

 

En 2014 fue elegido académico de número de la Sección de Arquitectura de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de España e International Fellowship del RIBA, Royal Institute of British Architects. Ya en 2018 fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad CEU San Pablo y ha recibido el Premio Piranesi de Roma por su trayectoria. El año pasado fue elegido Honorary Fellow por el American Institute of Architects y ha recibido la Medalla de Oro de la Arquitectura que otorga el CSCAE en 2020.

 

Sus obras han tenido un amplio reconocimiento. Desde la Casa Turégano o De Blas, ambas en Madrid, hasta las casas Gaspar, Asencio y Guerrero, en Cádiz; la Caja de Granada y el Museo MA, ambos en la ciudad nazarí; la plaza Entre Catedrales, en la 'Tacita de plata', y las casas Moliner, en Zaragoza, y Rufo, en Toledo; la Casa Olnick Spanu en Nueva York y la Guardería para Benetton en Venecia.

 

En 2012 terminó un edificio de oficinas en Zamora; en 2014, la Casa del Infinito en Cádiz y, en 2015, la Casa Cala en Madrid. En este mismo año ganó el Primer Premio Ex Aequo por el Centro de Conservación para el Museo del Louvre en Lievin, Francia. En 2017 finalizó el Polideportivo de la Universidad Francisco de Vitoria; y este mismo año está desarrollando el concurso ganado para la extensión del Liceo Francés de Madrid.

 

Sus libros

 

Se han publicado más de 30 ediciones de su libro de textos 'La Idea Construida', en varios idiomas. En 2009 se editó una segunda colección de sus textos 'Pensar con las Manos'; en 2012, 'Principia Architectonica' y, en 2014, 'Poetica Architectonica'. En 2015, su libro 'La Idea Construida' fue reeditado en inglés y chino y la editorial 'Los libros de la Catarata' publicó 'Quiero ser arquitecto'.

 

Su obra completa ha sido recogida en un libro, 'Complete Works', editado por Thames & Hudson. En 2016 publicó 'Varia Architectonica'; en 2017 se editó 'Teaching to teach' y, en 2018, 'Palimpsesto Architectonico'. En 2019 se editó 'Sharpening the Scalpel', que es una colección de sus principales textos en inglés. “Cree en la arquitectura como idea construida. Y que los principales componentes de la arquitectura son la gravedad, que construye el espacio y la luz, que construye el tiempo”, señala la nota del Ministerio.

 

Ha expuesto su obra en el Crown Hall de Mies en el IIT de Chicago y en la Basílica de Palladio en Vicenza; en el Urban Center de Nueva York y en la Iglesia de Santa Irene en Estambul; en San Pietro in Montorio en Roma; en la prestigiosa MA Gallery de Toto en Tokyo o en el MAXXI de Roma y, más recientemente, en la American Academy of Arts and Letters de Nueva York y en la Fundación Pibamarmi de Vicenza. En 2015, en el Colegio de Arquitectos de Cádiz. En 2016, en el Oris House of Architecture, en Zagreb. En 2017, en la Escuela de Arquitectura de Buffalo y en el Patio Herreriano de Valladolid. En 2018, en el Museo de la Universidad de Alicante. Y en 2019, en la Fundaçao EPD de Lisboa.