El Valladolid vuela alto a costa de un Córdoba muy plano (4-1)

El Pucela goleó con extrema facilidad al conjunto blanquiverde con goles de Iban Salvador, Óscar Plano, Mata y Luismi

El Real Valladolid no necesitó hacer un gran partido esta tarde en Zorrilla para pasar por encima de un Córdoba muy plano. Con goles de Iban Salvador, Óscar Plano (gol olímpico) y Mata ya había destrozado al Córdoba C.F. pasada la media hora de juego.

 

El partido sólo tuvo cierta emoción durante un cuarto de hora. Exactamente, desde el minuto 51 al minuto 69, desde que el Córdoba C.F. marcó su gol en una gran jugada de Jovanovic hasta que se quedó con 10 futbolistas por expulsión de Edu Ramos por doble amarilla. Con 3-1, el resultado dejaba una cierta incertidumbre a que otro tanto andaluz hiciera saltar por los aires lo que había sido un paseo militar de un Pucela muy superior, pero con un jugador más era sencillamente imposible que punto alguno volara de Zorrilla.

En los últimos minutos 20 el Real Valladolid redondeó el marcador con un nuevo gol, obra de un Luismi imperial. Si el Pucela no marcó media docena de goles más fue porque no estuvo inspirado en la finalización, pero las ocasiones se desgranaron en la portería de un Kieszek, un gran arquero al que pocas veces le habrán marcado cuatro goles en su carrera y que este sábado en Zorrilla pudo tocar el fondo de su curriculum.

Mérito del Pucela, demérito del Córdoba o ambas cosas, lo cierto es que el partido no tuvo historia, la superioridad del Real Valladolid fue incontestable y los aficionados salieron otra vez de Zorrilla con una sonrisa de oreja a oreja después de ver cuatro goles de su equipo y un fútbol que, si bien no estuvo a la altura del que exhibió ante el Tenerife y el Granada, fue más que suficiente para dejar al Córdoba a la altura de un equipo menor, aunque su imagen en esta joranda no se ajuste a la realidad.