El Valladolid Promesas reacciona para sumar un punto en los Anexos

Una acción del partido entre el Valladolid B y el Tropezón en los Anexos.

El filial, con goles de Brian (de penalti) y Toni, acabó empatando un partido que perdía 0-2 ante el Tropezón. 

La historia del último partido del filial en los Anexos, ante el Atlético Astorga, volvió a repetirse este sábado ante el C.D. Tropezón. Ante los maragatos, el Promesas tuvo que sobreponerse a un 0-3 para acabar empatando y esta vez tuvo que remontar un 0-2 para acabar en tablas, sumar un nuevo punto y llegar ya a los 34 puntos.

 

Más allá del mérito de sumar tras dos goles en contra, el Real Valladolid B volvió a dar la sensación de que se dejó dos puntos por el camino porque en líneas generales demostró ser mejor equipo que el C.D. Tropezón, que en la primera mitad adelantó mucho la línea defensiva y no encajó varios goles de verdadero milagro. Mejor dicho, porque Iván ganó la partida a Javi Navas y Toni, que se plantaron ante el portero cántabro.

 

Después, en un córner se adelantó el C.D. Tropezón al final de la primera parte y amplió su ventaja en el minuto 60 en una jugada al límite del fuera de juego, que no señaló el colegiado López Rodríguez en una tarde poco afortunada.

 

Pero con la lección bien aprendida, aún faltaba el arreón final del filial, que esta vez solo le dio para empatar. Consiguió meterse en el partido merced a un penalti que en el campo no pareció tal e igualar la contienda con un buen disparo de Toni, pero no le llegó para más porque a pesar de buscar la victoria con toda la fe del mundo, las ideas no acabaron de aparecer con nitidez.

 

El próximo domingo, a partir de las 17 horas, el Promesas jugará en San Lázaro ante la S.D. Compostela.