El Valencia Basket ahonda en las penas del Barça

Valencia Basket supero en la segunda mitad a su rival

El Valencia Basket será el rival del Real Madrid en la Copa del Rey de Vitoria, que se disputará este domingo en el Fernando Buesa Arena, después de eliminar en semifinales al FC Barcelona Lassa (67-76).

 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA LASSA: Rice (3), Renfroe (3), Eriksson (3), Vezenkov (11) y Diagne (-) --cinco inicial--; Koponen (16), Claver (5), Tomic (17), Faverani (-), Munford (7) y Peno (2).

 

VALENCIA BASKET: Diot (2), Martínez (10), San Emeterio (16), Sikma (2) y Dubljevic (13) --cinco inicial--; Vives (3), Thomas (2), Kravtsov (7), Van Rossom (7), Sato (-), Sastre (11) y Oriola (3).

 

PARCIALES: 17-19, 21-10, 13-30 y 16-17.

 

ÁRBITROS: García Gonzáles, Pérez Pizarro y Cortés. Sin eliminados.

 

PABELLÓN: Fernando Buesa Arena. 15.412 espectadores. Segundo partido con más asistencia de la historia de la Copa después del Baskonia-Real Madrid disputado justo antes.

El equipo azulgrana dominó la primera parte, pero encajó un parcial de 30-13 en el tercer cuarto que le condenó a la eliminación frente a un rival liderado por Fernando San Emeterio (16 puntos) y que intentará conquistar la segunda Copa de su historia.

 

El Barça, cuya última Copa ganada data ya de 2013, deberá esperar otro año más tras un partido en el que acusó la pésima actuación de Tyrese Rice, que finalizó con -3 de valoración, y la falta de referentes en el segundo tiempo. Por su parte, el equipo 'taronja' se venga de tres eliminaciones consecutivas ante los 'culés' (2013, 2014 y 2015) e intentará levantar la segunda Copa de su historia casi 20 años después de la primera.

 

Antes de cada partido, ya es tradición que la primera labor de Bartzokas sea revisar la enfermería y esta vez le sirvió para confirmar de nuevo las ausencias de Brad Oleson y Justin Doellman. Y de postre, Stratos Perperoglou. Una vez que pasó revista, el técnico heleno premió con la titularidad a Marcus Eriksson, el héroe de cuartos, pero el sueco se fue al banquillo tras fallar sus tres primeros tiros.

 

La otra sorpresa fue la titularidad de Diagne en lugar de Tomic, permuta que le sentó de maravilla al croata, quien entró al partido arrasando. Sin embargo, fue Fernando San Emeterio el primero en destacar con 10 puntos en un primer cuarto que su equipo abrió más concentrado (0-7).

 

El cántabro empezó fino en un recinto que le adora, pero también estaba afilada la muñeca de Vezenkov, autor de tres triples en la primera parte y primer artífice del resurgimiento de su equipo (13-11). El Barça cerraba el primer cuarto por debajo en el marcador (17-19) pero transmitiendo más fluidez que su equipo, como ya cantaban las asistencias (6-1).

 

Y lo confirmó con un parcial de 10-0 ante un adversario que se pasó más de cinco minutos sin anotar y alcanzaba su mejor renta del primer tiempo (33-22, min.16). Bojan Dubljevic, imparable ante el Herbalife, se sometía a la dictadura de Tomic, que finalizó el segundo cuarto con 11 puntos y 7 rebotes. Ni otro parcial en contra de 0-7 hacía temblar a un Barça mucho más seguro de lo que acostumbra esta temporada (38-29 al descanso).

 

EL BARÇA SE DERRUMBA TRAS EL DESCANSO

 

Toda ese aplomo se esfumó en el tercer cuarto, convertido en una tortura para el Barça, en otra estación de penitencia dentro del 'via crucis' que está atravesando esta temporada. Tras una primera parte aseada, volvía a salir a flote su peor versión y encajaba un horrendo parcial de 13-30.

 

La penuria azulgrana contrastaba con la puntería 'taronja', que se dedicó a someter a su adversario a base de triples: tres firmó Rafa Martínez, dos Pierre Oriola y uno Bojan Dubljevic, provocando que el equipo 'taronja' llegar a dominar por una máxima de 11 (48-59, min.30).

 

El Barça sufría en sus propias carnes el tormento que le había infligido en cuartos al Unicaja y no encontraba respuestas en ataque ni en defensa, aunque Koponen anotaba un triple sobre la bocina que le permitía llegar un poco más vivo al último periodo (51-59).

 

Pero las sensaciones había cambiado definitivamente de bando y los pupilos de Bartzokas ya no dieron impresión de poder volver a la carga (56-68, min.34). La falta de brújula era tan acusada que tuvo que tomar las riendas el último en llegar, Xavier Munford, con cinco puntos que mantenían esperanza a falta de cinco minutos (63-68), pero lo que dictaba el marcador difería de lo dictaba el juego.

 

Con Rice completamente dimitido y Tomic muy solo en su encombiable lucha bajo los aros -acabó con 17 puntos y 15 rebotes-, el Barça se despidió del primer título importante de la temporada y el panorama no pinta mejor en el futuro inmediato, ya que la probable eliminación en la Euroliga espera a la vuelta de la esquina. Por su parte, el Valencia Basket encontró premio a su fe y será el aspirante a evitar que el Real Madrid levante su cuarta Copa seguida.