Tribuna mini Saltar publicidad
Publicad autobus 800x800 file

El uso de instalaciones fotovoltaicas en 7 edificios municipales supone un ahorro de 20.000 euros anuales para el Ayuntamiento de Valladolid

Instalaciones fotovoltaicas

En consonancia con el Pacto de los Alcaldes firmado el 1 de abril de 2011 en la lucha del Consistorio contra el cambio climático y el calentamiento global.

El uso de instalaciones fotovoltaicas monitorizadas en hasta siete edificios municipales supone un ahorro de 20.000 euros anuales para el Ayuntamiento de Valladolid, en consonancia con el Pacto de los Alcaldes firmado el 1 de abril de 2011 en la lucha del Consistorio contra el cambio climático y el calentamiento global.

 

Estas dependencias son las de la Casa del Barco, la del Servicio Municipal de Limpieza, el Centro Municipal de Acústica, el Centro Cívico Zona Sur, el José Luis Mosquera, el José María Luelmo y el de Parquesol, en las cuales se tiene previsto introducir un total de 140.000 kW por año, lo que supone un recorte de emisiones de CO2 de 20 toneladas, el consumo medio de 560 familias al mes, informa el Consistorio a través de un comunicado remitido a Europa Press.

 

Para cada uno de estos edificios se ha procedido a medir de forma pormenorizada tanto la demanda energética tanto de calefacción y frío como de iluminación y otros consumos de energía primaria, con el objetivo de reducir las pérdidas o ingresos de energía al exterior y para calcular la necesidad de modificar las tecnologías empleadas en la iluminación interior del edificio.

 

De forma paralela, se ha revisado la necesidad de actuar sobre diferentes elementos de la infraestructura eléctrica interior, actualizando elementos de seguridad y protección para incorporar una planta de generación de energía eléctrica de origen fotovoltaico renovable que cubra hasta un 40% las demandas del edificio en las horas de máxima actividad.

 

Todo ello en consonancia con la campaña de concienciación ciudadana que ha comenzado a promoverse desde la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad, informa el Ayuntamiento.

 

"Es nuestro deber promover cambios en los edificios que habitamos, en nuestras comunidades, y son muchos los cambios que podemos hacer y que suponen grandes ahorros energéticos, de emisiones de CO2 y también económicos, haciendo que nuestra factura sea más pequeña", asegura la concejala del área, María Sánchez.

 

"La mayoría de nuestros edificios están construidos en un tiempo en el que los parámetros de eficiencia energética no se tenían en cuenta y sus condiciones de aislamiento térmico o de generación de energía para calefacción no son los más adecuados para ser eficientes. Por este motivo es bueno seguir unas líneas de sentido común y de ahorro energético", concluye el comunicado.