El Universidad de Valladolid vive en Asturias su 'infierno natural'

El Universidad de Valladolid, antes del partido ante O'Esteo. SERGIO SANZ

El conjunto dirigido por Kike Molina no pudo pasar del empate (3-3) en su visita al Santiago de Sama, donde terminaron lesionados Leal y Física.

SANTIAGO DE SAMA: Pelayo, Márquez, Chino, Edgar y Borja. También jugaron: Choki, Julio, Milín, Saúl e Isi.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Adri, Leal y Miguelín. También jugaron: Raulito, Isaac, Picolo y Física.

<GOLES: 1-0, minuto 2: Márquez; 1-1, minuto 3: Leal; 1-2, minuto 4: Ofa; 2-2, minuto 5: Márquez; 2-3, minuto 14: Física; 3-3, minuto 30: Saúl.

ÁRBITROS: Amor Vizoso, de Ferrol, y Manteiga Rodríguez, de La Coruña. Amonestaron a Pelayo, Edgar, Saúl y Choki, por Sama, y a Adri, Raulito y David, por la UVa.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 6 del Grupo I de Segunda B, disputado en el Polideportivo Los Llerones (Sama, Asturias).

Se le resisten las victorias al Universidad de Valladolid en las últimas dos jornadas. Si en la pasada sucumbió ante el Pizarras en Fuente la Mora, en esta no ha podido pasar del empate (3-3) en su visita al Santiago de Sama.

 

No fue precisamente un paraíso natural lo que vislumbraron los vallisoletanos en la localidad asturiana, ya que acusaron demasiado una pista totalmente diferente a la que acostumbran. Y, por si fuera poco, la suerte les dio la espalda, que sí sonrió al Santiago en sus goles.

 

Porque el rival, a pesar de ser un recién ascendido, mostró tablas y lo dio todo sobre la cancha. Sobre todo en los primeros diez minutos, en los que se mostraron fuertes. Eso le sirvió para adelantarse en un inicio de intercambio de golpes, gracias a un gol de Márquez con algo de fortuna. Leal y Ofa se encargaron poco después de darle la vuelta al electrónico, aunque el mismo jugador local devolvió las tablas rápidamente.

 

El Uni creció y, pese a no terminar de cogerle el tranquillo a la pista, logró deshacer el empate. Física volvió a ver portería y su tanto sirvió para dar ventaja a los suyos antes del descanso, al que se llegó con 2-3.

 

A la vuelta de vestuarios el guion no varió, pero el acierto de cara a gol le faltó a los universitarios. Mientras, David en portería no tuvo demasiado trabajo y se mostró muy correcto incluso en el definitivo 3-3. El guardameta local atrapó un disparo y puso rápidamente el balón en juego para iniciar una jugada que acabó finalizada a la perfección en el segundo palo por Saúl.

 

De palos fue el final del encuentro, aunque de los de diferente significado. Leal y Física tuvieron que abandonar el partido tras dos acciones en las que resultaron lesionados por sendos golpes. Si Molina ya contaba con las bajas por lesión de Taveras y Dani Martín, además de la de Muñoz por motivos personales, su equipo tuvo que terminar el choque con solo seis jugadores de campo.

 

La gasolina fue acabándose y el 3-3 no se movió del marcador en una tarde más de infierno que de paraíso. Por lo tanto, el Uni suma un nuevo punto que le coloca con 10, a 5 de la cabeza.

 

En la próxima jornada, la séptima, el Uni recibirá en Fuente la Mora al Xove, contra el que tratará de volver a la senda de la victoria.