El Universidad de Valladolid sufre mal de altura
Tribuna mini Saltar publicidad
Banner va ciudad pro%cc%81xima 800x800 tribuna file
Cyl dots mini

El Universidad de Valladolid sufre mal de altura

Los de Kike Molina tenían la oportunidad de colocarse como colíderes, pero la derrota frente al Pizarras (2-5) les deja en la quinta.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Adri, Leal y Miguelín. También jugaron: Dani Martín, Muñoz, Raulito, Física e Isaac.

 

PIZARRAS TRES CUÑADOS: Kiko, Bruno, Durán, Dilín y Javi. También jugaron: Maelo (p.s.), Juanma, Corzo y Cris.

 

GOLES: 0-1, minuto 2: Durán; 0-2, minuto 8: Cris; 1-2, minuto 12: Adri; 2-2, minuto 13: Ofa; 2-3, minuto 34: Corzo; 2-4, minuto 35: Corzo; 2-5, minuto 40: Bruno.

 

ÁRBITROS: De Molina Muñoz y De Cabo Gonzalo (Salamanca). Mostraron tarjeta amarilla al local David y a los visitantes Kiko, Bruno y Dilín.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 5 del Grupo de Segunda B. Alrededor de 100 espectadores presenciaron el encuentro en Fuente la Mora.

La mañana del domingo se presentaba apacible para el Universidad de Valladolid, que recibía la visita del Pizarras Tres Cuñados. Finalmente, el sueño de colocarse como colíder de este Grupo I de Segunda B se transformó en una pesadilla prácticamente desde el inicio del partido. Los gallegos acabaron aprovechando los errores en defensa para dejar a los de Kike Molina con los mismos puntos, tras caer por 2-5.

 

No comenzaron nada bien las cosas para el Uni, que a los dos minutos ya iba por debajo en el marcador. El gol de Durán le dejó tocado y poco después pudo encajar el segundo, en una jugada con Miguelín en el suelo que los gallegos siguieron y no lograron finalizar al segundo palo.

 

Los vallisoletanos cogieron las riendas del encuentro, pero se toparon con una gran defensa visitante que no concedió huecos. Sin ideas en la elaboración que les permitieran gozar de claras ocasiones, el Pizarras se armó de paciencia hasta que recuperó el balón, realizó una posesión más larga y fabricó una buena jugada que terminó en gol desde el segundo palo.

 

Pese al 0-2, el partido no cambió, aunque el Uni buscó hacer daño con disparos lejanos. Así, primero Adri y después Ofa, logró empatar el choque en un minuto. A partir de ahí el dominio fue mayor, pero los goles no llegaron.

 

En la segunda mitad la igualdad fue total y el partido ganó ritmo. De hecho, el inicio eléctrico invitó a pensar que los tantos no tardarían a llegar. Maelo, que sustituyó en el descanso a Kiko, con tarjeta, sacó un balón al límite del gol y Dani Martín envió un disparo al palo; mientras que Durán no acertó a rematar tras sortear la salida de un David que empezó a ganar protagonismo. El portero universitario realizó varias paradas de mérito para mantener el empate; una de ellas a Bruno en el segundo palo que festejó con rabia.

 

La mayoría de las ocasiones visitantes nacieron de pérdidas en el centro del campo que provocaron varios mano a mano. En uno de ellos Corzo consiguió el 2-3, después de que cazara el rechazo de David. Sin tiempo para reaccionar, el mismo jugador amplió la ventaja al siguiente minuto en otra acción en la que enfiló la meta local y fusiló al cancerbero universitario con un potente tiro.

 

Restaban cinco minutos y el 2-4 obligó a Molina a sacar a Adri de portero-jugador. Había tiempo suficiente, pero las cosas no le salieron en ataque debido a la entrega de los gallegos. Sin manera de meterles mano, finalmente acabaron ampliando la ventaja hasta el 2-5 definitivo de Bruno.

 

El próximo sábado, desde las 17:00 horas, el Uni tendrá la oportunidad de sacarse la espina en su visita al Santiago de Sama, que también cayó en la mañana de este domingo en la pista del FS Zamora (13-1). De momento, los de Molina continúan con 9 puntos a tres del líder, aunque ahora se encuentran en la quinta posición.