El Universidad de Valladolid se pierde en la pista del O'Esteo

La plantilla del Universidad de Valladolid. SERGIO SANZ

No terminó de encontrarse en el feudo coruñés (3-1) y continúa sin sumar en este 2017.

FICHA TÉCNICA

O'ESTEO FS: Javichu, Jaco, Héctor, Rober Paz y Ayalita. También jugaron: Óscar, Gerardo, Pedro e Iván.

 

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Leal, Raulito e Isaac. También jugaron: Rulo, Balle, Muñoz, Miguelín, Dani Martin, Adri y Victor (ps)

 

GOLES: 1-0, min. 2: Ayalita; 2-0, min. 8: Rober Paz; 2-1, min. 17: Rulo; 3-1, min. 36: Óscar.

 

ÁRBITROS: Castro Nantes y Roldan Perez, de Pontevedra. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Óscar, Gerardo y Rober Paz, y a los visitantes Víctor, Raulito, David y Muñoz. Expulsaron por doble amarilla al local Héctor y al visitante Balle.

Siguen sin salirle las cosas al Universidad de Valladolid, que lo acusó y se perdió en la pista del O'Esteo. Los de Kike Molina no acabaron de encontrarse y fallaron en los momentos clave, lo que les conjunto a la derrota (3-1).

 

Desde el inicio se le torció el encuentro al Uni, ya que al minuto y medio Ayalita, con un disparo escorado, subió el 1-0 al marcador. Los gallegos llegaron bastante fácil a la portería defendida por David, mientras que en la contraria las ocasiones fueron menos claras.

 

El ritmo no era demasiado alto y O'Esteo marcó el 2-0 en una jugada aislada, por medio de Rober Paz, en el minuto 8. Tras ello, Molina pidió tiempo muerto y el partido cambió de color. El conjunto universitario mejoró, pero no mordió en los últimos metros. Solo lo hizo Rulo, que robó un balón con una buena presión y recortó distancias a la segunda, ya que la primera la despejó Javichu, el portero local.

 

La segunda mitad empezó con mal pie, ya que Balle vio la segunda tarjeta amarilla al minuto de la reanudación. El Uni capeó el temporal y Víctor apareció con varias intervenciones de mérito que ayudaron a solventar la inferioridad.

 

Quedaba mucho y el equipo vallisoletano se encontró con ganas, pero le faltó chispa. El visitante Héctor también fue expulsado por doble amonestación, lo que permitió al Uni jugar en superioridad. No hubo manera, los minutos pasaron y se le escapaban los puntos.

 

Gozó de más ocasiones en la segunda parte, aunque no mordió en los metros finales. Isaac mandó un balón al palo y Ofa, en un balón forzado, no acertó a rematar en el segundo palo.

 

El definitivo 3-1, obra de Óscar, llegó en una contra. A partir de ahí, ni el portero-jugador de los universitarios sirvió para salvar un choque que dejó la nota positiva del regreso de Adri a los terrenos de juego. Después del partido, Molina aseguró que "los chavales se entienden bien con él", pero apuntó que le falta "coger ritmo".

 

"Los chavales han dado lo que tenían, pero no han sido ellos. No se creen que puedan ganar. Falta fe. Deben jugar relajados y alegres, como ellos saben", señaló sobre el encuentro.

 

En la próxima jornada, la decimosexta, el Universidad de Valladolid recibirá al Atlético Benavente. El derbi servirá para volver a casa, donde espera recuperar las sensaciones.