El Universidad de Valladolid recupera la sonrisa y el gol

Trabajó la victoria frente al Atlético Benavente, aunque, pese al 4-0 inicial, no la disfrutó hasta mediada la segunda mitad.

Universidad de Valladolid: David, Ofa, Balle, Raulito y Rulo. También jugaron: Víctor (p.s.), Miguelín, Leal, Adri, Muñoz, Dani Martín e Isaac.

 

Atlético Benavente: Mañanes, Joselu, Álex, Oli y Chuso. También jugaron: Michi (p.s.), Alvarito, Ángel, Javi Cala, Charlie y Samu.

 

Goles: 1-0, minuto 6: Balle; 2-0, minuto 7: Balle; 3-0, minuto 7: Miguelín; 4-0, minuto 9: Ofa; 4-1, minuto 13: Charlie. 4-2, minuto 15: Chuso; 5-2, minuto 18: Leal; 5-3, minuto 19: Joselu; 6-3, minuto 21: Adri; 7-3, minuto 23: Leal; 8-3, minuto 25: Rulo; 8-4, minuto 29: Chuso; 9-4, minuto 37: Raulito.

 

Árbitros: Montero Galán y Prieto González, de Salamanca. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Raulito, Leal, David y Víctor, y a los visitantes Ángel, Samu, Añvarito, Oli, y Chuso. Expulsaron al visitante Álex, con doble amonestación, y al local Muñoz, con roja directa.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la Jornada 16 del Grupo I de Segunda B. Alrededor de 150 espectadores presenciaron el encuentro en el Polideportivo Fuente la Mora, con representación de la afición visitante.

En esta Segunda B no hay ningún partido fácil, ni siquiera cuando la ventaja es amplia. Y es que el Universidad de Valladolid tuvo que labrar el triunfo ante el Atlético Benavente en la segunda parte, tras ver reducida la diferencia hasta los dos goles en la primera. Pero no se le podía escapar y, consciente de ello, apretó para ganar por 9-4.

 

Ambos conjuntos salieron a por la victoria desde el inicio. David repelió el primer intento de los visitantes y el palo el de los locales. El Uni fue ganando metros y se hizo con el control, lo que aprovechó para marcar tres goles prácticamente de forma consecutiva. Balle dejó su sello de potencia en los dos primeros, mientras que Miguelín aprovechó la salida de Mañanes, lesionado en esa acción, para ampliar la ventaja.

 

Los vallisoletanos respiraron, miraron al marcador y, viendo que este sábado sí entraban, fueron a por más. Un golazo de Ofa por la escuadra puso el 4-0 antes del ecuador del primer tiempo.

 

Con el resultado desfavorable para los benaventanos, su entrenador apostó por el portero jugador, con Javi Cala, a los doce minutos de partido. Recortó distancias gracias a un balón medido al segundo palo de Chuso que Charlie solo tuvo que empujar y Kike Molina solicitó tiempo muerto. Era el momento de ajustar la defensa y seguir mordiendo.

 

Pero el Uni siguió sufriendo con la superioridad visitante. El Benavente movió la pelota hasta que Oli encontró el hueco y asistió a Chuso para hacer el 4-2.

 

Los benaventanos se encontraron cómodos y buscaron aprovechar el momento. David apareció para sacar un pie en el segundo palo para mantener la ventaja. El Uni carburó y una buena combinación entre Ofa, Raulito y Leal la culminó este últimio en el segundo palo. Todo ello ya con Miguelín fuera de la pista, tras retirarse lesionado.

 

Casi al final de la primera parte, Joselu redujo distancias en una desafortunada jugada para los vallisoletanos. El gol, que colocó el 5-3 en el electrónico, sirvió para volver a meter al Benavente en el partido; o al menos esa era la intención. Y es que tras regresar de vestuarios el conjunto universitario metió la directa.

 

Adri, que gozó de los primeros minutos en Fuente la Mora -ya había vuelto en la pasada jornada-, hizo el 6-3 nada más regresar de los vestuarios. Leal firmó su doblete particular y Rulo se sumó a la fiesta para hace el 8-3 a los 25 minutos.

 

Chuso logró acercar al Benavente, quien continuó con portero-jugador, aunque no le valió para mucho. La ventaja sirvió para que Adri, entre otro, siguiera su proceso de adaptación y cogiera más ritmo. Ya en la recta final, Raulito pudo celebrar su cumpleaños -con un día de retraso- anotando el definitivo 9-4.

 

Tras el encuentro, Kike Molina reconoció la importancia del triunfo "para arrancar". El técnico espera "que no sea nada lo de Miguelín", ya que "a Muñoz le caerá, por lo menos, un partido". "Afrontaremos el siguiente con una baja y media. No me preocupa porque podemos contar con los juveniles del Tierno Galván", señaló.

 

El próximo encuentro será otro derbi, aunque como visitante. El Uni visitará al conjunto salmantino del San José, que cierra el Grupo I de Segunda B, en la decimoséptima jornada.