El Universidad de Valladolid no puede contra el O’Esteo

Isaac conduce el balón en un partido en Fuente la Mora. SERGIO SANZ

A pesar de gozar de más ocasiones, el conjunto vallisoletano regresó de Galicia con una derrota (2-1).

O’ESTEO: Javichu, Cokito, Alex Durán, Héctor y Ayalita. También jugaron: Brunito, Jacobo, Rober Paz, Troncho, Pana y Dani.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: Rubén, Muñoz, David R, Isaac y Javi. También jugaron: Leal, Ofa, Raulito, Miguelín y Sancris.

GOLES: 1-0, minuto 14: Jacobo; 1-1, minuto 16: Javi; 2-1, minuto 37: Cokito.

ÁRBITROS: Otero Mira y Cabrero Rodríguez, de Orense. Mostraron tarjeta amarilla a Javichu y Rober Paz y expulsaron por doble amonestación a Brunito, todo ello por el bando local.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 25 del Grupo I de Segunda B, disputado en As Pontes (Coruña).

Se presentaba un partido complicado para el Universidad de Valladolid, que disputaba su quinto encuentro en una semana. Los de Kike Molina no acusaron el esfuerzo del Campeonato de España Universitario, en el que consiguieron el bronce, y ante el O’Esteo buscaron una victoria que no llegó (2-1).

 

Los gallegos trataron de llevar el timón del choque en el inicio, en el que dispusieron de buenas ocasiones desbaratadas por un gran Rubén en portería. El Uni creció con el paso de los minutos, pero se encontró con un gol en contra anotado por Jacobo en el segundo palo.

 

El 1-0 no mermó a los vallisoletanos, que devolvieron el golpe poco después, cuando Javi materializó una jugada de saque de esquina para colocar el 1-1 en la recta final del primer tiempo. Tras el paso por vestuarios, el Uni mejoró todavía más, ajustando las jugadas del rival y cerrando espacios en defensa.

 

A partir de ahí, comenzó a generar innumerables ocasiones claras, pero no culminó ninguna en gol; gran parte de culpa la tuvo el portero local. De hecho, el partido se le puso más de cara cuando Brunito vio la segunda amarilla, aunque tampoco sirvió para que aprovechara la superioridad.

 

Perdonó demasiado y al final terminó pagándolo de la manera más dolorosa. Ayalita golpeó mal al balón en un remate a puerta y la pelota le llegó perfecta a Cokito para anotar el definitivo 2-1 en el minuto 37. Así, el conjunto vallisoletano sumó una derrota que no le permite avanzar puestos en la clasificación.

 

“Los chavales venían bastante mermados en el aspecto físico, pero hemos llegado mucho mejor al final del partido. No hemos merecido perder, pero nos servirá para aprender”, expresó el entrenador universitario, Kike Molina, al término del encuentro.

 

La competición en el Grupo I de Segunda B para por Semana Santa, por lo que el Universidad de Valladolid no volverá a jugar hasta el último fin de semana de abril, en el que recibirá al Santiago de Sama.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: