El Universidad de Valladolid logra la quinta victoria consecutiva

Leal, Raulito y Balle celebran un gol en un partido anterior. V. ÁLVAREZ

Los de Kike Molina se impusieron al Xove (7-2) con un gran Dani Martín.

UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Leal, Adri y Rulo. También jugaron: Raulito, Isaac, Muñoz, Balle, Dani Martín y Víctor (p.s.).

 

SD XOVE: Javier, Diego, Manu, Bruno y Fran. También jugaron: Rubén, Marcos, Andrés, Aitor y Samu (p.s.).

 

GOLES: 1-0, minuto 7: Dani Martín; 2-0, minuto 18: Dani Martín; 3-0, minuto 19: Dani Martín; 4-0, minuto 20: Balle; 4-1, minuto 26: Manu; 5-1, minuto 32: Ofa; 6-1, minuto 34: Leal; 6-2, minuto 35: Aitor; 7-2, minuto 36; Adri.

 

ÁRBITROS: Moreno de Santos y Merino González, de Segovia. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Isaac, Balle, David, Adri, Ofa y Rulo, y a los visitantes Rubén, Andrés y Bruno.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 20ª Jornada del Grupo I de Segunda B. Alrededor de 100 espectadores presenciaron el encuentro en el Polideportivo Fuente la Mora.

No estuvo tan bien el Universidad de Valladolid como venía acostumbrando, pero igualmente le valió para llevarse el triunfo ante la SD Xove. Un gran Dani Martín, con tres goles y una asistencia en los primeros veinte minutos, guió a su equipo, que afrontó la segunda mitad con un 4-0 que amplió hasta el 7-2 definitivo.

 

Los universitarios salieron más espesos que en las anteriores jornadas, pero supieron meter mano a un rival que viajó a Valladolid con la ilusión de sacar algo positivo. Aunque en su camino se cruzó un inspirado Dani Martín, que mandó a la red el primer balón que tocó para anotar un golazo de falta.

 

El 1-0 no le vino bien al Uni, ya que perdió chispa. Tuvo que aparecer David para salvar y mantener la ventaja. El portero de la cantera del Tierno Galván cuajó una buena actuación y dejó una espectacular parada al segundo palo que levantó los aplausos de la grada.

 

Entrado ya el partido en la recta final, Dani volvió a escena para culminar una bonita jugada y, tras el posterior saque de centro, presionar a un rival, que despejó y estrelló el balón contra el universitario, haciendo una parábola inalcanzable para el meta visitante. Aunque todavía le quedó algo de magia para asistir en el cuarto a un Balle que marcó el gol de la confianza.

 

La primera parte no acabó ahí, puesto que los árbitros adquirieron un protagonismo innecesario. Xove jugó casi cinco minutos con cinco faltas y el Uni no tuvo opción de lanzar un doblepenalti; al contrario que el conjunto gallego, que dispuso de uno poco después de señalar la quinta infracción. David paró el lanzamiento, pero no valió porque los colegiado consideraron que se había adelantado, en una discutible decisión que acabó con la amarilla para el cancerbero. Molina no arriesgó y metió a Víctor, quien también detuvo el tiro antes del descanso.

 

En el regreso, Xove apretó y logró el 4-1 por medio de Manu. Pero no pasó de ahí, ya que Ofa y Leal se encargaron de evitar cualquier intento de reacción, aunque lo consiguieron a medias. Aitor firmó un golazo por la escuadra para colocar el 6-2 y Adri apareció para marcar en otro partido y colocar el 7-2 final.

 

Kike Molina mostró su satisfacción por el resultado, a pesar de que el Uni estuvo "más espeso". Quiso destacar la actuación de un Balle que debe "ir poquito a poco" para recuperar su mejor versión. "Hemos podido dar descanso a Ofa y todos han tenido minutos", destacó.

 

La victoria otorga un plus al Universidad de Valladolid, puesto que el próximo fin de semana no hay competición. El Cuéllar aprovechará para disputar el partido aplazado frente al Tres Cuñados y podría ampliar la diferencia a cuatro puntos si logra los tres.