El Universidad de Valladolid desaprovecha la oportunidad

El Uni defiende un saque de esquina en Cuéllar. SERGIO SANZ

El conjunto dirigido por Kike Molina empató a seis en la pista del Tres Cuñados y despide el año sin recortar la distancia con los de arriba.

FICHA TÉCNICA

TRES CUÑADOS: Ismael, Bruno, David, Dilín y Jes. También jugaron: Juanma, Corzo, Cristian y José.


UNIVERSIDAD DE VALLADOLID: David, Ofa, Leal, Balle y Miguelín. También jugaron: Víctor (p.s.), Muñoz, Raulillo, Dani Martín, Isaac y Rulo.

 

GOLES: 1-0, minuto 1: Bruno; 2-0, minuto 4: Dilín; 2-1, minuto 9: Leal; 2-2, minuto 17: Leal; 3-2, minuto 18: Bruno (p.); 3-3, minuto 19: Ofa; 3-4, minuto 20: Balle; 3-5, minuto 24: Balle; 4-5, minuto 25: Bruno (p.); 5-5, minuto 31: Bruno; 5-6, minuto 39: Balle; 6-6, minuto 39: Bruno.


ÁRBITROS: Carreira y Amor, de A Coruña. Mostraron tarjeta amarilla a los locales Dilín y David, y a los visitantes Raulillo, Balle y Miguelín.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la Jornada 12 del Grupo I de Segunda B.

Amarga despedida del año para el Universidad de Valladolid, que empató (6-6) en la cancha del Tres Cuñados y no aprovechó los pinchazos de sus rivales de la parte alta. Solo el Noia logró la victoria en una jornada en la que Cuéllar y Guardo firmaron tablas entre ellos y el Zamora perdió en su visita al O'Esteo.

 

El Uni acusó en el inicio el esfuerzo extra por el viaje improvisado, ya que tuvo que ir en coches particulares. Le costó soltar las piernas y cuando entró en el partido el resultado era de 2-0. Pero supo remar para darle la vuelta antes del descanso, en un intercambio de golpes en la recta final del primer tiempo.

 

Así, el doblete de Leal y los goles de Balle y Ofa, le permitieron llegar al entretiempo 3-4. Pero se palpaba que los vallisoletanos no estaban al 100%. Para ejemplo, el tercer gol local, fruto de un inocente penalti de David que transformó Bruno.

 

A la vuelta de vestuarios, el Uni quiso dar un paso adelante y marcó el quinto por medio de Balle. Pero, a partir de ahí, la luz se apagó y comenzó a desaprovechar ocasiones muy claras. Bruno, que firmó un póker, anotó otro penalti y materializó una contra de la contra que había iniciado primero el conjunto pucelano.

 

Balle apareció de nuevo para colocar el 5-6 casi al final, pero hubo tiempo para más. Bruno cerró el marcador (6-6) en otro error defensivo y el Tres Cuñados estuvo cerca de llevarse el triunfo. El trabajo de Víctor, en portería, y Leal evitaron que el desastre fuera mayor.

 

Tras la conclusión, Kike Molina, entrenador universitario, reconoció que su equipo pagó "el peaje" del viaje. Ahora es momento de descansar unos días y recargar las pilas para regresar con más fuerza en 2017. "El equipo desea Feliz Navidad y Feliz Año, al que le pido más esfuerzo y sacrificio para no caer en los mismos errores", comentó.

Noticias relacionadas