El Universidad de Valladolid busca recuperarse en Galicia

Balle y Raulito celebran un gol. VÍCTOR ÁLVAREZ

El equipo dirigido por Kike Molina afronta a domicilio el último partido del año con varios jugadores tocados tras el derbi en Guardo.

Las secuelas del derbi del Universidad de Valladolid frente al Guardo han dejado tocado al equipo dirigido por Kike Molina. Este tendrá que afrontar el último partido del año en la pista del Tres Cuñados, Calabagueiros, este sábado a partir de las 18:30 horas.

 

Y es que el partido del pasado fin de semana ha tenido más consecuencias que la derrota. Miguelín, Leal y Rulo acabaron lesionados en diferentes acciones del encuentro, pero con el mismo rival como protagonista. El técnico universitario lamentó las circunstancias, ya que han trastocado sus planes de preparación de este choque ante el conjunto gallego. “Espero que lleguen al partido, pero no estarán al 100%”, afirmó.

 

El 8-4 cosechado en la localidad palentina no hizo perder al Uni ninguna posición en la clasificación de este Grupo I de Segunda B -sigue tercero-, pero sí le cortó la racha de seis jornadas sin conocer la derrota. Ahora, en la duodécima fecha, tratará de regresar a la senda de la victoria para acercarse a la cabeza, compartida por Guardo y Noia, con 29 puntos cada uno, cinco más que el equipo pucelano.

 

Pero no será sencillo por la situación de los jugadores con molestias. Por ello, Molina no descarta “tirar del Juvenil” para afrontar el compromiso en las mejores condiciones posibles. Además, en frente tendrá a un Tres Cuñados “con buenas individualidades. El técnico destacó a Bruno, “uno de los mejores”. “Le acompañan su hermano Ges y Dilín, añadió.

 

También resaltó que es un equipo “fuerte en casa”. Allí, en Calabaguerios, solo ha perdido un partido, frente al Noia (3-4). El resto han sido tres victorias y dos empates; es decir, ha sumado once de los 15 puntos que le colocan en la séptima posición. En la pasada jornada, que disputó como local, venció al Leis (6-4), lo que le permite llegar a este encuentro con más moral. Aunque el Uni deberá disminuirla para “lograr los tres puntos”, ya que ese es uno de los dos objetivos del equipo vallisoletano. El otro, como comentó Molina, “recuperar a gente de cara a 2017”.

Noticias relacionadas