El Universidad de Valladolid, al asalto de la segunda plaza

Guardo y Uni, en el partido de la temporada 2014/15. SERGIO SANZ

El Guardo FS mide al conjunto de Kike Molina en un esperado derbi regional entre dos de los equipos más en forma de la competición.

La undécima jornada deja al Universidad de Valladolid otro complicado derbi, en el que buscará mantener la racha. Pero en esta ocasión lo tendrá un poco más difícil, ya que visita al segundo clasificado, el Guardo FS, este sábado a partir de las 18:00 horas.

 

El Uni cuenta por victoria sus últimos seis partidos, lo que le ha permitido colocarse en la tercera posición y llegar a esta fecha con la opción de asaltar la segunda plaza. Para ello tendrá que emplearse a fondo, como hizo frente al Albense en el pasado derbi. Ahora le llega otro de una dificultad mayor que pondrá a prueba la capacidad del conjunto vallisoletano.

 

Para preparar este encuentro, debido a la semana con varios días de festividad, el Uni trasladó su sede de trabajo al Tierno Galván, donde se ha ejercitado en dos ocasiones. En estas sesiones estuvo presente Adri, quien ultima su recuperación tras la lesión de larga duración. La semana también ha dejado la noticia positiva del alta médica de Muñoz, que regresará a la convocatoria. Mientras, Picolo sigue siendo baja.

 

Los chavales están con muchas ganas. Va a ser muy difícil mantener esta racha, pero se van a sacrificar unos por otros y todos van a seguir sumando”, comentó Kike Molina en la previa. El entrenador consideró al Guardo un equipo “peleón y duro” que “se ha reforzado bastante bien”, ante el que tendrá que dar el máximo. “Ya sufrimos el fin de semana pasada contra un rival de las mismas características”, avisó.

 

El conjunto palentino y Noia son los dos únicos equipos invictos del Grupo I de Segunda B. Además, es el segundo máximo goleador, con 45 tantos, solo por detrás del Uni, que lleva 54. Ambos están separados por dos puntos (26 por 24), por lo que un triunfo de los vallisoletanos les permitiría adelantarles en la clasificación. Las espadas, en todo lo alto.

Noticias relacionadas