El Unión Arroyo vuelve a conquistar la Tercera División y jugará por regresar a Segunda B

El Unión Arroyo festeja el título. TRIBUNA

El conjunto blanquillo se impuso al Valladolid Tierno Galván en la tarde del martes y se proclamó campeón de Liga.

Por circunstancias del calendario, la Federación de Castilla y León de Fútbol adelantó los partidos de las dos últimas jornadas de la Tercera División de fútbol sala de los equipos implicados en la pelea por el título, debido a la coincidencia de fechas con la fase de ascenso a Segunda B; aunque finalmente no se solaparán. Así, el Unión Arroyo dispuso este martes de su primera oportunidad para cantar el alirón y no la desperdició, ya que ganó el partido que inicialmente estaba fijado para el fin de semana del 11 de mayo.

 

Además, lo hizo en el derbi frente al Valladolid Tierno Galván, en el que se impuso por 10-2 gracias a los goles de Cristo (3), Javi Cabezas (3), Ernes (2), Jorge García-Abril y Diego. Los de Víctor Bartolomé no dieron opción a su rival y no desaprovecharon la ocasión para festejar el campeonato en casa, después de ceder solamente un empate y una derrota en 23 partidos.

 

Al Arroyo todavía le quedan tres partidos de Liga y, a buen seguro, estos le servirán como buenas piedras de toque de cara a la fase de ascenso a Segunda B. Y es que antes de eso tendrá que verse las caras contra el Ciudad de Arévalo (2º), Segosala (3º) y Tsacianiegu (5º).

 

En la eliminatoria a doble partido -25 de mayo y 1 de junio- se enfrentará al Castro Urdiales, que se proclamó campeón del grupo cántabro el pasado fin de semana, a falta de dos jornadas para la conclusión de su Liga. Si el Unión Arroyo superase la ronda y reuniese todas las condiciones para jugar en Segunda B, este regresaría a la categoría de bronce una temporada después y acompañaría al Uni como principales representantes del fútbol sala vallisoletano.