El Unión Arroyo se juega la permanencia en Segunda B este sábado en casa

Fran, capitán del Arroyo, molesta a Taveras, del Uni, en un disparo. SERGIO SANZ

El Polideportivo de La Flecha acogerá una auténtica final para los de Félix Martínez, que reciben al Ventorrillo (17:15 horas).

Al Unión Arroyo, colista del Grupo I de Segunda B, prácticamente solo le vale ganar este sábado (17:15 horas). Recibe en el Polideportivo de La Flecha al Ventorrillo, por lo que se enfrentará al penúltimo clasificado. La distancia entre ambos es de tan solo tres puntos y en el partido de la primera vuelta empataron a cuatro goles, por lo que una victoria valdría doble.

 

En la entidad blanquilla son conscientes de la importancia del choque. “Es un partido que gusta jugar. Pretendo trasladar a la plantilla las ganas que tengo yo. Este partido vale cuatro puntos, por lo menos”, explicó su entrenador, Félix Martínez.

 

Viene de lograr un importante triunfo en la “difícil” pista del Cuéllar (4-7). “Íbamos con la intención de sumar los tres puntos y nos supieron a gloria. Nos han dado una inyección de moral, aseguró. Y es que, de haber perdido en la localidad segoviana, la permanencia estaría muy complicada a falta de tres jornadas.

 

Pero ganaron esa vida extra que les permite mantener intactas sus opciones de permanencia. El técnico tiene claras sus posibilidades en este fin de semana: Si no ganamos el sábado, es inviable. Un empate nos daría alguna opción”. De ganar, el Arroyo saldría del último puesto porque tendría el golaveraje particular a su favor, pero una derrota le condenaría al descenso al haberlo perdido.

 

Nos merecemos la salvación porque nos lo hemos currado. Vamos con ilusión. Tenemos que ganar este y, como mínimo, sacar otros tres puntos. Los partidos claves son este y el último en casa”, señaló Félix.

 

Centrado en esta auténtica final, el entrenador dio las claves: “Es muy importante no regalar balones, ni tener fallos tontos; también hay que estar muy concentrados y aprovechar nuestras ocasiones. En Cuéllar estuvimos bien de cara a portería. Hemos trabajado sus puntos fuertes”.

 

Por último, quiso mandar un mensaje a los aficionados del fútbol sala vallisoletano: “Cuanta más gente haya en el polideportivo, más motivo tendremos para dar todo. Va a ser un partido entretenido. Que vengan con ganas”.