El Unión Arroyo empieza con mal pie en Segunda B

Manu, del Xove, lanza una de las faltas que acabaron en gol. S. SANZ

El conjunto vallisoletano cayó en su estreno en la categoría ante el Xove (4-5).

Segunda B no es lo mismo que Tercera. El Unión Arroyo ya lo sabe desde su primera experiencia. El estreno en casa ante el Xove no tuvo el desenlace esperado, pese al camino que pareció coger el camino en la primera parte. Pero el descanso le vino fatal y en la segunda mitad todo cambió. Finalmente, los vallisoletanos sucumbieron ante los gallegos y cayeron por 4-5.

 

El Arroyo se vio con esperanzas de lograr algo positivo en su debut en la categoría en el inicio. Dani hizo historia al anotar el primer gol de la historia del club en Segunda B, pero eso era lo de menos. Lo importante en ese momento es que ese tanto supuso el 1-0 a los tres minutos y el chute de moral fue alto.

 

Porque el comienzo estuvo bastante entretenido. La escasa solidez de las defensas permitió demasiadas ocasiones y entre ellas destacaron las del local Edu al palo y del visitante Rubén al larguero. Ni unos ampliaron la ventaja, ni los otros lograron el empate; aunque este no tardó en llegar.

 

Keko consiguió la igualada en el 7’, pero el 1-1 no pesó demasiado a los blanquillos. Estos respondieron poco después con una finalización de Jorge García-Abril en el segundo palo que supuso el 2-1. Las sensaciones eran positivas para el Arroyo, aunque sabía que no podía confiarse porque el Xove mordía en cuanto podía. Así, Manu devolvió las tablas al electrónico del Antonio Garnacho con un gol de falta directa.

 

Todo ello en 13 minutos. Pero lo mejor estaba por llegar. Hasta la segunda parte no hubo más goles y ahí fue cuando el encuentro adquirió gran emoción. Los de Félix Martínez acusaron el parón por el descanso y en pocos segundos, tras la reanudación, encajaron dos goles en dos acciones a balón parado, por medio de Antón y Manu.

 

El mazazo fue todavía peor cuando Diego vio dos amarillas casi seguidas y su partido terminó a los 23 minutos. Por si fuera poco, en el 24’ Manu volvió a marcar para lograr su triplete particular. El partido se le puso cuesta arriba al Arroyo, pero todavía quedaba mucho tiempo por delante.

 

De hecho, los vallisoletanos no le perdieron la cara al encuentro y continuaron luchando. Mario, Jorge y Edu se echaron el equipo a la espalda y tuvieron un gran premio: el 4-5 a falta de ocho minutos. Los dos goles, anotados de manera consecutiva, fueron obra de Igna y Edu.

 

Con más corazón que cabeza, Arroyo buscó el empate sin éxito; incluso, pudo encajar algún gol. Las cinco faltas del Xove cuando restaba 1:40 dieron un pequeño empujón a los de Félix, pero por desgracia para los suyos ninguno lo sufrió sobre la pista para lanzar un doblepenalti.

 

Así las cosas, el Unión Arroyo comienza su andadura en Segunda B con derrota. En la segunda jornada disputará su primer derbi en la categoría ante el Atlético Benavente, al que visitará el próximo fin de semana. Los zamoranos llegarán al encuentro con tres puntos, después de vencer al O’Esteo a domicilio (3-5).