El Unión Arroyo empata y se queda al límite de descender

Edu, tumbado en el suelo tras la última ocasión del partido. SERGIO SANZ

El conjunto vallisoletano no pudo pasar del 5-5 frente al Ventorrillo y no depende de sí mismo para lograr la permanencia en Segunda B.

Mal resultado para el Unión Arroyo, que se jugó prácticamente todas sus opciones de permanencia en Segunda B en su partido de este sábado contra el Ventorrillo. El conjunto vallisoletano, último, necesitaba ganar para depender de sí mismo en las dos jornadas finales, pero el gallego, penúltimo, sacó un valioso empate (5-5) del Polideportivo La Flecha. De muy poco sirvieron los cinco goles de Javi Cabezas.

 

Cierto es que las cosas no empezaron bien para el Arroyo, que se marchó al descanso perdiendo por 1-3, pero el guion cambió en la segunda mitad. Nada más comenzar recortó distancias y consiguió remontar hasta ponerse 4-3. En un intercambio de golpes, el Ventorrillo empató y los vallisoletanos volvieron a adelantarse (5-4), aunque terminaron encajando el 5-5. Con portero-jugador pudieron llevarse la victoria, pero Edu no acertó en la última gran ocasión de los suyos.

 

Las caras de los jugadores blanquillos tras la bocina final eran un fiel reflejo de la situación en la que se encuentra su equipo. Con solo seis puntos en juego, sigue a tres del Ventorrillo y tiene que esperar dos pinchazos de este para alcanzar el objetivo. El golaveraje particular está empatado, tras las dos igualadas, y en el general el conjunto gallego cuenta con una ventaja de 16 goles.

 

Así las cosas, el Arroyo está obligado a ganar sus compromisos frente al Tres Cuñados -fuera-, que pelea por meterse en la Copa del Rey, y al Santiago de Sama -en casa-. Además de eso, tendrá que esperar los resultados que obtenga el Ventorrillo, que recibirá al Albense y visitará al Cidade de Narón en la última jornada.