El último adiós a las atracciones del Real de la Feria de Valladolid

Este pasado domingo 29 fue el último para los pocos elementos feriales que quedaban

Se acabó lo que se daba. Primero fue el escenario de la Plaza Mayor. Posteriormente y de forma paulatina las casetas de la Feria de Día. Ahora ha lleagdo el turno al Real de la Feria, que ha vivido su último día en este pasado domingo marcado por victorias del Real Valladolid y calor veraniego.

 

El desmontaje de los elementos feriales ha comenzado desde última hora de la noche del domingo y a primera hora de la mañana de este lunes, todavía rozando la madrugada, los vallisoletanos ya pueden decir adiós a uno de los elementos insignia de las festividades españolas.

 

Un total de 144 atracciones han residido durante un mes en Valladolid, aunque muchas de ellas abandonaron el lugar días después de la oficial finalización de las Ferias de la Virgen de San Lorenzo.

 

El recinto ferial no estaba en estos últimos días de atracciones y tómbolas a su máximo explendor y eran cada vez menos los vallisoletanos que se acercaban hasta los alrededores del Estadio para disfrutar de las pocas diversiones que quedaban en pie.

 

Los compromisos con otras fiestas de otras ciudades han ido despoblando el lugar y los pocos feriantes que quedaban apuraban las últimas horas para repartir premios, algodón de azúcar, boletos o sonar las sirenas de comienzo del espectáculo.

 

A partir de este lunes el recinto quedará completamente desierto y nosotros habremos dicho adiós (ahora sí) al último vestigio de las Fiestas de Valladolid. Aunque eso sí, los ecos de la tómbola Antojitos seguirán vibrando en nuestros corazones.