El UEMC Real Valladolid vuelve a perder en casa
Tribuna mini Saltar publicidad
Soporte digital tribuna800x800 file
Cyl dots mini

El UEMC Real Valladolid vuelve a perder en casa

 El equipo de Roberto González no pudo hacer frente a la precisión del Acunsa Gipuzkoa Basket desde la línea de tres y cayó derrotado (89-99)

El UEMC Real Valladolid no pudo hacer frente a la precisión del Acunsa Gipuzkoa Basket desde la línea de tres y cayó derrotado (89-99) en el partido correspondiente a la tercera jornada en LEB Oro. Los pupilos de Roberto González resistieron a pesar del inusitado acierto del rival y se llegaron a colocar a seis puntos en la recta final, pero la losa pesó demasiado y finalmente los visitantes se llevaron la victoria de Pisuerga.

 

Después del merecido homenaje a Mike Hansen, próximo presidente honorífico del Real Valladolid Baloncesto, vallisoletanos y gipuzcoanos abrieron la contienda con mucho desacierto. Las pérdidas y los errores fueron la tónica general de un primer periodo de tanteo en el que Acunsa Gipuzkoa Basket siempre llevó la manija. Los blanquivioleta, carburando con el paso de los minutos, tampoco estuvieron certeros desde la línea de personal, pero a base de trabajo atrás resistieron las acometidas visitantes para cerrar el asalto inaugural a tiro del rival (18-20).

 

Pero si ya en los primeros diez minutos los vascos habían avisado de su potencial anotador, en los segundos ya lo dejaron patente con un bombardeo desde el perímetro. Los triples comenzaron a llover en los aros de Pisuerga ante un UEMC Real Valladolid Baloncesto, voluntarioso y sin puntería, que no pudo resistir el acierto donostiarra (4/9 en el primer periodo y 9/13 en el segundo para un 59.1% en triples).

 

A pesar de los tiempos muertos de Roberto González y la buena actitud defensiva de los locales, los de Lolo Encinas, a nivel colectivo y desde todas las posiciones, solo sumaban de tres en tres para abrir brecha y llegar al descanso mandando con autoridad (38-56).

 

ROZANDO LA MACHADA

Tras la primera mitad en la que la puntería guipuzcoana había marcado las diferencias, el Pucela se abocaba a obrar la remontada y levantar los 18 puntos que imperaban en el marcador. Y no era tarea fácil. El conjunto de Illumbe estaba bombardeando desde el perímetro y todo pasaba por frenar las vías de anotación del cuadro visitante.

No pudo salir más concienciado y mentalizado el cuadro de Roberto González, pero el acierto inusitado del Acunsa Gipuzkoa Basket continuó marcando el sino del partido. Cada buena acción blanquivioleta o conato de reducir la desventaja era castigado con un triple del conjunto de Lolo Encinas. Y el infausto guion no se revirtió hasta el final. Otro 9/13 desde el perímetro en el tercer periodo para un total de 18/26 (69.2%) antes de encarar el último asalto.

 

Y a pesar de todo, de comenzar el definitivo cuarto con una desventaja de 21 puntos, este UEMC Real Valladolid demostró la pasta de la que está hecho. Hasta el punto de ponerse solo seis por debajo a falta de menos de un minuto con la soberbia actuación de Sergio de la Fuente, quien sumó diez puntos en este cuarto. Los de Gipuzkoa no pudieron mantener su eficacia desde la línea de tres, secados en este último periodo y que finalizaron con un acierto del 58%, aunque si consiguieron anotar en el tiro libre para amarrar la victoria.

 

En el apartado estadístico, 18 puntos de valoración para Pantzar, el más destacado de los pucelanos, 14 para De la Fuente y Wintering, y 13 sumó Kuiper. Por parte de los visitantes, lideraron los 22 de Simons y los 19 de Barton.

 

El equipo de Roberto González permanece con un triunfo en estas tres jornadas disputadas en la LEB Oro y piensa ya el próximo encuentro, el domingo 24 de octubre, a partir de las 18.00 horas, en la cancha de Levitec Huesca.