El trato a los interinos y la recuperación de derechos, motivos del "suspenso" de CSIF a Educación

Isabel Madruga, responsable regional de Educación de CSIF.

CSIF se concentrará el 6 de julio para denunciar la falta de acuerdo en mejoras docentes durante este curso.

El sector de Educación de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León lamenta que el curso escolar 2017-2018 haya terminado "sin ningún avance fructífero en las esperadas mejoras para los docentes" por parte de la Junta. De ahí que hayan anunciado una concentración el próximo 6 de julio frente Delegación Territorial de la Junta en Valladolid.

 

La valoración de CSIF vuelve ser de "suspenso" para el Gobierno regional, que no ha logrado que se alcance un acuerdo de mejoras en el que, además de la bajada de períodos lectivos y de subidas retributivas, se plasmen otras demandas relacionadas con la recuperación de otros derechos como la reducción de la jornada para mayores de 55 años, la revisión de las licencias y permisos, o la convocatoria de acceso a cátedras, señala a través de un comunicado remitido a Europa Press. Además, se mantiene la petición de la reducción de la interinidad al ocho por ciento (fijada en el acuerdo del Ministerio de Hacienda sobre Mejora del Empleo Público, suscrito por CSIF), que sigue por encima del 20 de los docentes en la Comunidad.

 

"Sabemos que los resultados de los informes PISA sitúan a nuestra Comunidad en posiciones privilegiadas gracias a los docentes, a su profesionalidad y vocación y ha llegado el momento de que se reconozca", insiste la presidenta del sector autonómico de Educación en CSIF, Isabel Madruga. Madruga añade que, tras los avances de las negociaciones en el ámbito nacional, que ha permitido lograr acuerdos concretos en otras comunidades autónomas, "es ahora el turno" de la Junta.

 

"Hemos escuchado al consejero de Educación en reiteradas ocasiones reconocer el esfuerzo del profesorado de nuestra Comunidad, pero ahora le pedimos que vaya más allá de las palabras, como nos tiene acostumbrados, y pase a los hechos", continúa la responsable que exige un "presupuesto mayor" para el próximo curso.

 

Según CSIF, si el presupuesto es el problema para avanzar en las mejoras sociolaborales del profesorado de la enseñanza pública de Castilla y León, "será el momento de revisar y replantearnos tantos y tantos programas estrella" que se han puesto en marcha sin consenso con los sindicatos, programas ante los que los centros docentes han mostrado su total desacuerdo, como el bilingüismo, RELEO Plus o los Centros 20-30, cuyas dotaciones económicas se han incluido en nuevas partidas presupuestarias.

 

Este curso, recuerda el sindicato, no se ha avanzado en la negociación de planes puestos encima de la mesa: el nuevo modelo de plurilingüismo, el II Plan de atención a la diversidad o el Plan General de Formación Profesional 2016-2020. Además, "hay que poner en marcha el calendario de negociación bianual -para los cursos 2017-2018 y 2018-2019- que hemos acordado todos los sindicatos con representación en Mesa Sectorial", recalca.

 

 

1.500 profesores menos

 

Respecto al número de docentes de la Comunidad, la valoración final de CSIF sigue siendo "negativa", a pesar de que el curso 2017-2018 comenzara con 133 profesores más, "una cifra muy insuficiente para recuperar los 1.500 docentes perdidos durante los años de las crisis, tanto funcionarios como interinos. "Una pérdida que hay que recuperar para garantizar la calidad educativa que ofrece Castilla y León, y de la que nuestros políticos presumen y sacan pecho", indica la responsable de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, que sí señala que han acogido "de buen grado" el anuncio de que se mantendrán las aulas de la zona rural con tres alumnos en vez de cuatro, como hasta ahora".

 

CSIF recuerda que en el proceso de arreglo de plantillas que se llevó a cabo durante los meses de enero y febrero, la Junta redujo de 144 a 88 los puestos suprimidos, y que creó 191 puestos más. En este proceso se pasó de una propuesta inicial de 371 supresiones y 227 creaciones, a 358 supresiones y 270 creaciones.

 

Los criterios por los que se negocia la creación o supresión de plazas, negociados, "pero no consensuados" en Mesa Sectorial de Educación, siguen siendo unos criterios restrictivos, basados más en criterios económicos que educativos. "Reclamamos que el curso que viene podamos negociar unos criterios menos restrictivos, que permitan dar una mayor estabilidad al profesorado de nuestra región, y que eviten supresiones de puestos, que en algún caso conllevan el desplazamiento del docente", critica CSIF.

 

 

Vigilancia de las oposiciones

 

El sindicato independiente recuerda que 14.000 opositores han podido acceder a una amplia oferta de empleo público -1.200 plazas-, en cumplimiento del acuerdo firmado por CSIF y el Gobierno central. "Una amplia oferta que permitirá comenzar a reducir el porcentaje de interinidad en nuestra Comunidad", considera.

 

CSIF asegura que están "alerta" durante este proceso de oposiciones, iniciado el pasado 23 de junio para que haya "transparencia". Así, reconoce la labor del profesorado que forma parte de los tribunales y que está trabajando en largas jornadas para terminar en tiempo y forma, en la fecha en la que se les impone tenerlo terminado. Las vacantes adjudicadas e interinos, este curso finalizado, han sido de 925 más, al pasar de 4.538 a 5.463, lo que supone un 20,5 por ciento más que en el curso anterior 2016-2017.

 

Pero este dato positivo --puntualizan desde el sindicato-- de que ha habido más profesores implica una "mayor inestabilidad y precariedad laboral", que influye negativamente en la planificación y organización de los centros. Otro problema que reflejan es que muchos de los interinos no cobran los meses de julio y agosto en Castilla y León. CSIF ya ha trasladado la petición a la Administración de que los interinos que hayan trabajado más de cinco meses y medio vuelvan a cobrar el verano, como se hacía antes de los recortes.

 

 

Equiparación salarial

 

CSIF Educación ha recogido hasta el momento 3.000 firmas para exigir la equiparación salarial con los docentes del resto de autonomías. Trasladará al consejero de Educación esta petición para terminar con las diferencias salariales, ya que los de Castilla y León "cobran más de 6.000 euros menos que los de otras comunidades". Una equiparación que es posible gracias al acuerdo del Ministerio de Hacienda y sindicatos del pasado mes de marzo.

 

Además, el sector de Educación de CSIF rechaza el acuerdo que se ha alcanzado en junio, finalmente, entre Junta y otros sindicatos sobre flexibilización de horario estival para sus empleados, al entender que es "un fraude y un engaño" a la negociación de mejoras laborales que se vienen negociando desde el acuerdo de 2015.

 

"Lo único que ha sido capaz de ofrecer la Junta es una reducción del horario lectivo semanal para un porcentaje mínimo del profesorado, así como reducir la permanencia en el centro durante dos horas semanales, todo ello con un grado de imprecisión y de confusión de difícil calificación", admite Madruga. CSIF recuerda a la Junta que otras comunidades, como Andalucía o Extremadura, sí han firmado acuerdos "fructíferos" en este sentido, acuerdos que CSIF Educación Castilla y León viene reclamando.

 

Por ello, esta organización sindical anuncia que acudirá a la concentración convocada por CSIF el día 6 de julio, a las 11.30 horas. frente a la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid, para exigir a la Junta una negociación "seria y rigurosa", no "la tomadura de pelo" que han hecho y que "cierra el camino" a la negociación que mantienen desde hace tiempo.