El toque nacional e internacional de Pingüinos 2020: “Nos tienen como los Rolling Stones y nos sentimos como en casa”

Ver album

Moteros llegados de diferentes puntos de España y Europa forman parte de una cita que sigue superándose.

Año tras años, amantes de las motos de España y Europa se dan cita en Pingüinos para disfrutar de su pasión en el frío de Valladolid. Bien es cierto que este 2020 el tiempo no está siendo tan malo como en ediciones anteriores, aunque ellos se encuentran cómodos con “frío, lluvia o nieve”. “Nos da igual”, señalan.

 

Los que más acusan el frío son los llegados desde Canarias. “¿En serio dices que no hace tanto frío? ¡Si salimos el viernes 3 de allí con 25 grados!”, cuenta Jorge Barragán, de ‘Canarias Ruta Pingüinos’. Su locura de viaje comenzó una semana antes, cuando su grupo de 21 personas de Las Palmas, Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife cogieron el barco en esta última isla para desembarcar en Cádiz 12 horas más tarde. Después, carretera, con paradas en Berlanga (Badajoz) y Salvatierra de Tormes (Salamanca), hasta llegar a Valladolid y ‘la manta’ el pasado miércoles.

 

Es la tercera vez que este grupo se da cita en Pingüinos, donde en total se juntarán algo más de 40 personas. “Seis vienen en ruta desde Málaga y 15 llegarán en avión”, apunta. ¿Y las motos de estos últimos? “No pueden traerlas, así que alquilan un coche en Madrid y se vienen”, señala.

 

Barragán asegura que todo el esfuerzo “compensa”. De hecho, se deshace en elogios hacia los vallisoletanos. “Dicen que son muy secos, pero yo en Pucela me siento como en ningún sitio. Nos tienen como los Rolling Stones y nos sentimos como en casa. Cuando vamos a tomar café a algún bar, a veces hasta nos invitan. La gente es súper abierta y simpática”, expresa.

 

Este grupo canario se encuentra “acogido” por ‘Piratas del asfalto’, de la localidad vallisoletana de Pozaldez, de quien hablan maravillas. “Están preparando unos callos con garbanzos para comer y vamos a explotar”, dice otro de los integrantes de ‘Canarias Ruta Pingüinos’.

 

Y es que la gastronomía es una de las claves para aguantar las bajas temperaturas. El propio Barragán resalta “las barritas energéticas de Valladolid”, en referencia a los torreznos. “Están buenísimos”, apunta. No son los únicos, ya que otro grupo de Elda (Alicante) siempre apuesta por comidas como paella y caldereta de cordero, aunque también ponen el toque de su tierra con las gachasmigas, que las preparan con “harina, ajos, aceite…”.

 

El eldense Juan Carlos Gallo espera que Pingüinos sea vitalicio. “Es algo que no tiene que perderse, es una cosa muy buena y la gente es muy amable. Nosotros venimos con nieve, agua frío… Llevamos un montón de años”, cuenta.

 

AMISTAD CREADA Y PRIMERAS VECES

 

Las 36 ediciones de Pingüinos han dado para muchas historias y en la pasada, la de 2019, nació otra. Se trata de una amistad internacional entre un motero de Denia (Alicante) y un grupo llegado desde Lisboa. “El año pasado fue mi primera vez y me adoptaron”, explica Francisco Oterino entre risas.

 

El grupo de portugueses descubrió la concentración en 1999 y tan solo faltó en las ediciones de 2015 y 2016, que no se celebraron -aunque el último año se hizo la ‘Fiesta de la Moto’-. Voces autorizadas que destacan “el crecimiento” de un evento que no tiene techo. Y es que la representación lusa se eleva con el paso de los años, pero la participación europea se extiende por países como Francia, Alemania e Italia.

 

En el panorama nacional destaca un grupo de 10 personas llegado de Navahermosa (Toledo). “Lo descubrimos por internet y es nuestra primera vez en el mundillo”, aseguran ‘Los gurriatos’, mientras preparan el fuego para combatir el frío durante los próximos días.