El Tío Tragaldabas y la Tía Melitona, imagen viva de las Fiestas de Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
800x800 file
Cyl dots mini
Poste izquierdo file

El Tío Tragaldabas y la Tía Melitona, imagen viva de las Fiestas de Valladolid

@PoliciaVLL

La historia de estas dos enormes figuras que 'comen' niños durante las Fiestas se remonta decenas de años atrás.

Ha pasado mucho tiempo, pero es como que hubiera sido ayer. El Tío Tragaldabas hace su primera aparición en 1946, momento en el que Valladolid acoge por primera vez la idea de organizar un desfile con gigantes y cabezudos durante sus Fiestas. La inspiración para Tragaldabas viene dada del 'Gargantúa de Bilbao'. Un muñeco de enormes dimensiones que se traga a los niños y luego los expulsa una vez han recorrido un tobogán interior. Un clásico, ¿verdad?

 

No es de extrañar que esta idea en principio no entusiasmara a los niños. Sin embargo, no hay pequeño vallisoletano que no haya sido 'devorado' por Tragaldabas, puesto que una vez descubren el divertido tobogán interior todos quieren repetir. Además, el enorme muñeco está inspirado en una fábula infantil. Teodoro Rivera fue el encargado de crear la figura, teniendo en cuenta la anterior referencia e inspirándose en el folklore castellano.

 

Se trata del cuento infantil titulado 'El Zamparrón' o 'La Zarrampla', un relato en el que un gigante o un ogro (dependiendo de la versión) vivía una bodega y se comía a los niños que bajaban. El cuento relata que dos niñas cometieron semejante error para recoger la merienda que su abuela las había preparado y se encontraron a Tragaldabas. Éste las advirtió que se fueran o las devoraría... por lo que al final se las comió. Acto seguido, una hormiguita mordió a Tragaldabas y consiguió así liberar a las niñas.

 

Otras versiones indican que devoró a  más personas: a un aceitero, a un pimentonero,a  una pareja de guardias civiles, a un molinero, a un rebaño de ovejas e incluso a un batallón de soldados... Todos fueron liberados por la hormiga.

 

MÁS RELATOS

A pesar de que la historia es de Rivera, puede decirse con exactitud que Tragaldabas tiene varios padres. La figura original fue creada por el escultor González Pintado quien contó con la ayuda de Julián Moreno y Luis González. Cabe destacar que al principio el Tío Tragaldabas iba impulsado por bueyes y que Lucio Martín fue el creador de la estructura que lo sostenía. Además el tobogán interior fue diseñado por Tomás Ruiz.

 

Tradicionalmente encontramos varios elementos representativos de la época. Tragaldabas salió a la calle en una etapa de posguerra y, había bastante polémica por si los vallisoletanos recibirían con buenos ojos a una figura con la boca abierta deseando zamparse un pastel. Sin embargo, hoy día es un icono de las fiestas de modo que tuvo buenos resultados. Sus vestimentas también son inspiradas en la época. El traje que luce es el tradicional del campesino vallisoletano y la capa que lo recubre es de origen castellano. También porta un sombrero divertido que hace la entrada a los niños más amigable.

 

Posteriormente, el Ayuntamiento de Valladolid quiso darle una compañera a Tragaldabas, de modo que en 1992 apareció la 'Tía Melitona'. La figura fue encargada a la Casa de Oficios de la Madera... y desde entonces han hecho siempre las delicias de los más pequeños de la ciudad. Y usted, ¿ya se ha encontrado con ellos durante estos días?

Comentarios

Es Oskar 08/09/2021 11:30 #1
No le veis un ligero parecido con el alcalde?... Solo le falta pasarlo en un Mercedes g63 amg

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Poste derecho file