El tenis vuelve a Nueva York con muchas ausencias por el coronavirus

Novak Djokovic

El torneo el Masters 1.000 de Cincinnati se disputará de forma excepcional en Nueva York. 

El Masters 1.000 de Cincinnati, que se disputará de forma excepcional en Nueva York, marca el retorno del circuito ATP con numerosas ausencias entre las que destacan Rafa Nadal y Roger Federer, mientras que la WTA, que ya había vuelto a la actividad, tampoco podrá contar con jugadoras hegemónicas como Ashleigh Barty o Simona Halep.

 

Seis meses después de que la ATP celebrará sus últimos certámenes en Acapulco y Santiago de Chile, el circuito vuelve a medio gas en Flushing Meadows, donde se jugará sin público y con un elenco recortado por culpa de la pandemia. El primer Masters 1.000 de la temporada será un gran ensayo para al US Open, que comenzará el 31 de agosto en el mismo escenario.

 

El torneo contará con siete de los diez primeros jugadores del 'Top 10' y el favoritismo de Novak Djokovic, cuyo nombre resonó en pleno parón por la celebración el polémico Adria Tour, donde se contagió tanto él como otros jugadores entre escasas medidas de seguridad. Ya recuperado, el serbio intentará imponerse su candidatura a las de Dominic Thiem, el vigente campeón Daniil Medvedev, Stefanos Tsitsipas o Alexander Zverev.

 

Otro de los focos de atención será Andy Murray, número 129 del ranking mundial que compite con una invitación de la organización. El británico no juega un partido desde el pasado mes de octubre, cuando fue campeón en Amberes. En cuanto a la representación española, esperan hacer un buen papel Roberto Bautista o Pablo Carreño.

 

Respecto al circuito femenino, el torneo tiene categoría WTA Premier 5. Las ausencias serán aún más numerosas y no estarán las dos primeras de la clasificación mundial, por lo que Karolina Pliskova será la primera cabeza de serie. Tampoco jugará Garbiñe Muguruza por un problema de tobillo, aunque la hispano-venezolana espera estar recuperada para disputar el US Open.