El temporal persiste afectando a la afluencia de clientes en los comercios vallisoletanos

La Plaza Mayor, bajo la lluvia

La lluvia, que ha sido protagonista en la ciudad durante casi tres semanas, beneficia únicamente a aquellos negocios que mantienen en stock la temporada de invierno.

Desde la nevada que dejó una estampa blanca en Valladolid a finales del mes pasado y a falta de cuatro días para la primavera, la lluvia no ha dado tregua a los vallisoletanos, que tendrán que resignarse a seguir pegados a sus paraguas, al menos, una semana más. Así lo anuncian la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) y otras plataformas como eltiempo.es, que prevén que la lluvia se mantenga hasta el lunes 19 y que regrese para el próximo fin de semana.

 

Ante este panorama, salir a la calle a visitar los comercios del centro no parece una opción muy apetecible y la afluencia de clientes se ha visto mermada durante las últimas semanas. El vicepresidente de la Federación de Comercio y Servicios de Valladolid y Provincia (FECOSVA), Jesús Herrero, ha explicado a este periódico que "no es raro que haga mal tiempo en los meses de marzo y abril pero si se prolonga puede suponer un retraso de la temporada". "La situación, sin embargo, no es aún tan perjudicial para los comerciantes como lo fueron las altas temperaturas que vivió la ciudad en el otoño pasado", ha añadido.

 

Probablemente, grandes superficies como 'El Corte Inglés', 'Vallsur' o 'Rio Shopping' serán las que encuentren mayor ventaja en la persistencia del temporal. Entre los pequeños comercios del núcleo urbano de la ciudad, se verán beneficiados aquellos que mantengan en stock la ropa de invierno, según ha manifestado Herrero. 

 

Todo indica que la pimavera, que comenzará el próximo martes 20, no supondrá por el momento la llegada del buen tiempo a la ciudad.

Noticias relacionadas