El Teatro Zorrilla vuelve a traer grandes actores y directores a Valladolid

Enrique Cornejo posa en el interior del Teatro Zorrilla. A. MINGUEZA

José Sacristán, Miguel Rellán, Luis Varela, Pablo Chiapella o Vanesa Romero son algunos de los actores que reúne la programación de la próxima temporada del Teatro Zorrilla. 


 

Un año más, el Teatro Zorrilla presenta la programación de su próxima temporada. La variedad y la calidad artística han sido las prioridades a la hora de escoger las representaciones, y esto se ve reflejado en los nombres que se pueden encontrar en el cartel. Con esta programación, escogida al detalle, Enrique Cornejo, gestor del espacio cultural, busca reafirmar su idea de que Valladolid es la ciudad del teatro por excelencia. “Ninguna ciudad con nuestra densidad geográfica cuenta con semejante oferta teatral”, explica Cornejo.

 

Esto no quita, sin embargo, que el Teatro se enfrente en la actualidad a un problema de inestabilidad. El teatro de reparto genérico ha pasado a no ser suficiente, y el público demanda nombres sonoros. Esto implica en no pocas ocasiones recurrir a profesionales que compaginan teatro con televisión y publicidad, y son precisamente las incompatibilidades de los actores las que en muchas ocasiones obstaculizan producciones más largas y estables. Los propios agentes suelen aconsejar rechazar el teatro en favor de la televisión por ser ésta económicamente más suculenta. El problema se ha intentado solventar contando con compañías, actores, y directores comprometidos, que a su vez sean del agrado del público, que es en última instancia a quien Cornejo quiere satisfacer.

 

Con algunas actuaciones aún por confirmar, ya se puede afirmar que todos los públicos podrán encontrar géneros a su gusto. Ópera, copla, flamenco, comedia o magia; cubrir todos los campos culturales es prioritario. Sin embargo, lo cierto es que en cuanto a espectáculos musicales ha querido compenetrarse con su hijo Alain Cornejo, gestor del Teatro Carrión, cediendo un gran número de conciertos. Esta decisión no está tomada desde la perspectiva de padre sino desde el punto de vista empresarial, ya que considera que quien mejor puede gestionar la oferta musical es Alain, que cuenta con una línea de conciertos nacional. En general, aprecia que haya una competencia fuerte en la ciudad, porque más allá de sus intereses personales, siente que Valladolid es quien gana.

 

Esta nueva etapa del Teatro Zorrilla se estrenará el 3 de septiembre, día que comienzan las Ferias de Nuestra Señora de San Lorenzo. La decisión de no ofertar durante los meses de verano responde a la falta de respuesta positiva ante lo que se propuso el pasado año –teatro en agosto. Conseguir que el teatro sea ocio de fácil acceso durante todo el año es la asignatura pendiente de Enrique Cornejo, que por lo general sí está satisfecho con la trayectoria y los éxitos cosechados por el Zorrilla estos últimos siete años. Muestra de este éxito son las propias estadísticas; el balance de esta temporada indica que se sigue creciendo en un porcentaje correcto, incluso teniendo en cuenta que la competencia es cada vez más cerrada.  

 

La clave de su éxito profesional radica en poner pasión a lo que hace y en no perder nunca las ganas de continuar. De hecho, él mismo asegura que no se imagina retirado en Marbella jugando al golf, sino aprovechando su vida para dedicarse a lo que le apasiona. En palabras del propio Cornejo, “los artistas están ahí colocados por la vida para legar lo que son, no pueden retirarse”, y en este caso, eso podría aplicarse a su propia persona.