El Teatro Lope de Vega apunta a “una sala Joy Eslava de Madrid” para conciertos en Valladolid
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

El Teatro Lope de Vega apunta a “una sala Joy Eslava de Madrid” para conciertos en Valladolid

La concejala de Cultura asegura en una entrevista a TRIBUNA que, aunque no hay plazos, es necesaria una sala municipal de este tipo para conciertos de “pequeño y medio formato”

La cuestión viene de lejos, del pasado mes de febrero cuando todavía no había reventado la bomba sanitaria del coronavirus. El día 11 de este mes el Ayuntamiento de Valladolid anunciaba un principio de acuerdo con Unicaja para recuperar, tras años de anhelo, el antiguo Teatro Lope de Vega situado en la calle María de Molina, en pleno corazón de la ciudad. A cambio la entidad bancaria recibirá una parcela situada en el Callejón de la Alcoholera valorada en 1.900.000 euros… y decimos recibirá porque se trata de un acuerdo que no se ha cerrado al 100% todavía.

 

“Lo importante es que el Lope de Vega está en el patrimonio municipal a falta de unos flecos, hay que darle un uso con una inversión viendo cuáles son las posibilidades”, arranca la concejala de Cultura y Turismo, Ana Redondo, en una entrevista de TRIBUNA que verá la luz al completo en los próximos días. Y es ahí donde la responsable cultural se tira a la piscina.

 

“Yo creo que en Valladolid hace falta una sala de conciertos. Está el Miguel Delibes, pero en el centro es necesaria esa sala de medio y pequeño formato para grupos emergentes y consolidados. Una especie de Joy Eslava de Madrid en Valladolid, donde se puedan dar cita la variedad musical, folk y rock duro pasando por el pop”. Suena ambicioso, desde luego, ya que desde luego los conciertos no pasan precisamente por su mejor momento.

 

“Creo que podría ser un buen e interesante uso para el Lope de Vega, con la posibilidad de incorporar otro tipo de actividades como teatro, pero sobre todo para conciertos”, apunta Redondo, convencida. En todo caso queda mucho trabajo por delante. La permuta se oficializó en febrero, justo semanas antes de que el coronavirus paralizara el mundo.

 

“Lo esencial es que hemos dado el paso, porque llevaba diez años varado y en declive. En el momento en el que el Ayuntamiento pone los ojos en el Teatro y hace una propuesta seria, para después  hacerse con el espacio, ahora hay que ver cómo se hace la inversión”. Y es que según la concejala “todo ha sido tan raro y atípico” que ni siquiera ha habido tiempo para plantear el futuro de este espacio. 

 

Hace apenas unos meses el concejal de Urbanismo y principal promotor del intercambio con Unicaja, Manuel Saravia, explicaba en TRIBUNA que lo primero que hace falta es una renovación de arriba abajo del lugar, ya que tiene zonas muy abandonadas y castigadas con el paso del tiempo.

 

Y la pregunta clave, los plazos. “No soy capaz de decir, es tan impredecible…”, remata Redondo. “El Covid ha detenido el tiempo y nos ha trasladado al medievo. Poco a poco vamos saliendo, pero hablar de algo como esto con un plazo soy incapaz”. Solo falta que el tiempo le haga mejor favor en los próximos años al Teatro Lope de Vega del que le ha hecho en la última década.

El Teatro Lope de Vega en Valladolid, ahora propiedad del Ayuntamiento.